Tren del Llano: «Murió nuestro líder pero seguimos adelante»

La banda El Tren del Llano informó mediante un video que a pesar que murió su líder, Malony, ellos siguen en la lucha en Guárico.

Un vocero, al lado de otros presuntos miembros de la banda, aseguró este martes, 30 de noviembre, que «su lucha sigue», a pesar de la muerte de su líder Gilberto Malony Hernández, alias Malony, durante un enfrentamiento con cuerpos de seguridad el 8 de noviembre.

Un hombre que sería miembro de El Tren del Llano protagonizó el video, en el que está acompañado de varias personas con armas largas.

“Murió nuestro líder, a quien amábamos con el alma y nuestro corazón. Fundamos esto juntos y nuestros ideales son los mismos. Nuestro corazón sigue siendo igual, nosotros no nos hemos acabado. Este video es para desmentir”, explicó.

En tal sentido, el insistió que la organización delincuencial se mantiene activa, a pesar de la muerte de alias Malony“Perdimos a nuestro líder y nos duele profundamente en el alma, pero nuestra lucha sigue”, sentenció.

El hombre aseguró que el objetivo del comunicado no era crear conmoción entre los ciudadanos. Incluso, pidió a los pobladores del estado Guárico que “no pierdan la fe” en El Tren del Llano y subrayó que “seguirán adelante”.

“Ahora, todo el que ande haciendo lo malo por ahí con nuestro pueblo, lo vamos a reventar. No crean que la tiene fácil. Pronto tendrán respuesta de nosotros.A toda esa población, cálmense, no pierdan la fe en nosotros, seguimos adelante, seguimos en la lucha y seguiremos adelante”, dijo.

El «Tren del Llano» comenzó sus operaciones en el estado Guárico hace más de una década, dedicándose al narcotráfico, extorsión, secuestro y asesinato. Sin embargo, buscando una ruta más segura para el tráfico de estupefacientes, se expandieron hacia el estado Sucre, donde se mantenían últimamente.

José Antonio Tovar Colina, alias «El Picure» y fundador de «El Tren del Llano», comenzó a operar la organización en 2008. No obstante, el 03 de mayo de 2016 murió en un enfrentamiento en el barrio El Sombrero, estado Guárico, y la “megabanda” disminuyó su poder.

Deja un comentario