Solicitado por Interpol: Excontratista militar de Estados Unidos fue detenido en Venezuela

Un excontratista militar de Estados Unidos fue capturado en Venezuela después de lograr escapar desde Estados Unidos el pasado 4 de septiembre tras ser encontrado responsable por casos de corrupción.

Se trata de Leonard Francis, conocido como Fat Leonard, quien de acuerdo con las autoridades es el principal responsable de uno de los mayores casos de corrupción en la Marina de EE. UU.

El excontratista fue capturado por las autoridades de Venezuela por solicitud del Cuerpo de Alguaciles de Estados Unidos, luego de que se expidiera una circular roja en su contra ante la Interpol, por lo que se inició el proceso de solicitud de extradición.

La Interpol señaló que el hombre había ingresado a Venezuela desde México, después de una escala en Cuba.

El supervisor adjunto del Cuerpo de Alguaciles, Omar Castillo, dijo que Francis se fugó a comienzos de este mes cuando se encontraba en arresto domiciliario en San Diego, California, tras cortar la tobillera electrónica de monitoreo GPS que le había sido puesto.

La policía fue enviada a su residencia en San Diego al notar que el dispositivo reportaba problemas, tras lo cual se logró “verificar que ya no estaba allí”, dijo el funcionario.

El diario San Diego Union-Tribune reportó, en su momento, que el dispositivo de GPS fue encontrado en la vivienda, y que sus vecinos informaron haber visto vehículos de trasteo circulando en la propiedad en los días previos a su escape.

Tras este hecho, las autoridades estadounidenses solicitaron la expedición de la orden internacional que opera en todos los países miembros adscritos a la Interpol y que permite la detención provisional de una persona mientras se avanza en las acciones legales con el país requiriente, como el caso de la solicitud de extradición.

La fuga se produjo tres semanas después de que fuera encontrado culpable, tras declararse responsable de cargos de soborno y fraude de los hechos de corrupción ocurridos hace cerca de diez años. Para este jueves 22 de septiembre estaba previsto que un juez le dictara la sentencia condenatoria.

Los alguaciles y el Servicio de Investigación Criminal de la Marina ofrecían una recompensa de 40.000 dólares por información que permitiera su captura.

Tras las indagaciones, varios funcionarios de la Armada de EE. UU. fueron arrestados luego de ser acusados de aceptar dinero en efectivo, prostitutas y viajes con todos los gastos pagos a cambio de llevar barcos a los puertos donde operaba la empresa contratista de Francis, que brindaba servicios como combustible y remolcadores.

El hombre, de nacionalidad malaya, dirigió una empresa contratista militar en Singapur y se declaró culpable en 2015 de ofrecer 500.000 dólares en sobornos, así como vender embarcaciones con sobreprecios de hasta 35 millones de dólares, según los fiscales.

El acuerdo de declaración de culpabilidad de Francis ante la justicia de EE. UU. lo obligaba a devolver los 35 millones de dólares en favor del gobierno y aunque pagó 5.000.000 millones hace varios años, huyó sin haber pagado el resto.

Todavía debe al Gobierno 30.000.000 de dólares, de acuerdo con el abogado de uno de los oficiales de la Marina condenados, Joseph Mancano.

Semana

Deja un comentario