Rosa Martínez: «La enfermera venezolana en semifinales del Got Talent España»

Dos áreas muy distintas pero que se cruzaron en su camino y hoy, Rosa Martínez, es la enfermera venezolana que brilló en el Got Talent de España.

Su participación, que se transmitió el 17 de septiembre, se convirtió en un episodio de altas emociones en el concurso, especialmente cuando un grupo de adultos mayores, sus pacientes, subieron al escenario a acompañarla.

Hoy sigue en la semifinal del Got Talent España tras ganar el Pase de Oro, y se muestra orgullosa de ser venezolana, enfermera y de conseguir un sueño en su vida.

Rosa Martínez es una enfermera de 30 años, madre soltera, que nació en Maracay y cuya voz ha cautivado a muchos y no sólo en España.

«De niña, siempre fui enfermiza, asmática. Admiraba mucho a mi tía Miriam, que era enfermera. Quería ser como ella y como las enfermeras que me atendían. Además quería usar el uniforme blanco», le cuenta a BBC Mundo.

Comenzó a estudiar música a los 12 años y a los 17 empezó a especializarse en el canto lírico.

Estudió canto lírico en el Conservatorio de Música del estado Aragua y obtuvo la licenciatura como enfermera en la Universidad Nacional Experimental Rómulo Gallegos. Posteriormente, se mudó a Caracas para formar parte del Coro de Ópera del Teatro Teresa Carreño. “Estaba contenta. Era un trabajo espectacular. Hacía algo que yo amo que es cantar, montarme en escenarios y compartir en las mejores orquestas del país”, compartió.

En 2019, Rosa Martínez se vio obligada a sufrir la ausencia de su familia y abandonar su tierra para probar suerte en España. “Fue un choque muy duro tener que dejar a mi hija de ocho años sabiendo que no la vería durante un tiempo. Lo más importante que se debe alimentar en los niños es la mente y sentía que iba a dejar de alimentar yo misma su mente. Soy responsable de lo que le pase físicamente y psicológicamente. Entonces, me daba mucho temor y tristeza”, confesó.

Rosa encontró una oportunidad en plena crisis sanitaria a causa del Covid-19 y pudo volver a su oficio. “Pensé que no iba a ejercer como enfermera porque hay que pasar por un proceso de homologación del título que dura de tres a cinco años. En el momento de la pandemia, llamaron a todas las enfermeras graduadas en España o el extranjero para que trabajasen y ese fue el momento que retomé la carrera”, confirmó.

Actualmente, la venezolana trabaja en centros de cuidados para adultos mayores y convirtió su canto en el antídoto para alegrar la vida de cientos de personas. “Les cantaba en una de las salas comunes donde se reunían a hacer el rosario. Luego, comencé a dar clases de musicoterapia y canté para ellos durante la despedida de una enfermera y al escucharme, quedaron encantados. Mis compañeros me pidieron que cantara más para los abuelos y comencé a hacer conciertos para ellos”, contó.

Curiosamente, un día pasó por el Puente de Toledo, ubicado en parque “Madrid Río”, y por medio de un estornudo descubrió que el lugar tenía buenas características acústicas, allí comenzó a ensayar.

Durante los ensayos una periodista la escuchó se interesó en su historia y envió a un reportero para uno de sus conciertos. Para su asombro, el reportaje llegó a un redactor de Got Talent quien la contactó para que participara en el programa.

«No pierdan las esperanzas. Venezuela nos ha iluminado siempre y sigue iluminando nuestros pasos a donde quiera que vamos. Y espera nuestro regreso, con toda esa luz que nos ha dado, con la luz que hemos adquirido lejos, en la soledad, para iluminarla a ella». Rosa Martínez

BBC/LA PATILLA

Deja un comentario