Magallanes obligó a un séptimo partido

Los Navegantes del Magallanes forzó el séptimo y último partido de la final con una actuación excepcional de Johander Méndez.

Con un marcador de 6 carreras por 0, Magallanes demostró que tiene las herramientas para ser campeones, pero están en Puerto La Cruz y la tribu no se dejará ganar en casa ese último partido.

Méndez lanzó por espacio de siete episodios, con 123 pitcheos, donde solo permitió 2 hits, sin carreras, 9 ponches y 4 boletos. Es la mejor actuación de pitcher alguno en ésta final.

Pese a que los últimos partidos el protagonista fue el bateo, Méndez consiguió la formula para contener a Caribes.

Las carreras de Magallanes entraron en el cuarto, quinto, sexto y noveno episodios. Y una vez más, Cade Gotta lideró la ofensiva turca.

Desde Mike Romano, pitcher que lanzó en Venezuela con Cardenales de Lara, ningún lanzador había obtenido 13 ponches en una final.

Ahora Magallanes, luego de tener la serie 2 a 0, forzó un séptimo juego que definirá el campeón de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional. En el Caribe solo esperan por el representante de Venezuela.

Deja un comentario