Un zuliano muerto luego de caer en un río en Honduras

En su travesía hacia Estados Unidos, un venezolano falleció al caer de una endeble embarcación en un caudaloso río en Honduras.

Jerry Junior Contreras Sosa de nacionalidad venezolana es la segunda persona encontrada sin vida a inmediaciones del río Guayambre, en la zona oriental de Honduras. La víctima sería del estado Zulia.

El cuerpo del hombre fue descubierto por elementos de las Fuerzas Armadas de Honduras (FFAA) luego que el pipante en el que se trasladaba naufragara junto con al menos diez migrantes.

En algún momento se manejó que el cuerpo de esta persona encontrada correspondía al del haitiano Billy Sontesr, padrastro del menor de tres años Nickey Shilove, quien también murió en el naufragio, pero fue su esposa y madre del niño quien al ver las fotografías descartó que se tratara de su conyugue.

Ante las declaraciones de la mujer las FFAA retomaron la búsqueda que habían suspendido para tratar de encontrar un cuerpo sin vida del terrible naufragio.

Emisca Shilove, haitiana, madre del menor ahogado, reveló a Willian Alvarado, responsable del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh) en Danlí, la trama de mentiras a las que fueron sometidos antes de abordar el pipante.

Shilove relató que ellos junto con los otros 10 migrantes recibieron su salvoconducto en el municipio de Trojes, El Paraíso, y se disponían a continuar su ruta hasta la frontera con Guatemala.

Explicó que, mientras intentaban salir de Trojes por el mal clima, fueron interceptados por dos sujetos en motocicleta, quienes les dijeron que la única forma de salir de la zona era cruzando el río Guayambre.

Luego de un pago de 25 dólares por cada migrante, los hombres los llevaron a la ribera del afluente, donde ya estaba esperándolos una persona que les cobró 15 dólares para subirlos a su pipante.

Los extranjeros subieron a la embarcación, según relató Shilove, nerviosos, pero su deseo de continuar los orilló a no medir las consecuencias.

Deja un comentario