Táchira. Mujeres eran utilizadas para exhibir contenido pornográfico a través de CooMeet chat

En Táchira, cuatro mujeres eran utilizadas en Táchira, en contra de su voluntad, para difundir contenido pornográfico a través de la App CooMeet Chat.

El miércoles 23 de septiembre, efectivos militares, tras coordinar con el Ministerio Público, allanaron una vivienda ubicada en la avenida principal con calle 4 y carrera 2 de Táriba, municipio Cárdenas, donde encontraron un centro de distribución de pornografía que operaba a través de las redes sociales.

Tres mujeres adultas y una adolescente fueron «rescatadas» por efectivos del Destacamento de Seguridad Urbana Táchira, de la Guardia Nacional Bolivariana, mediante una operación contra la pornografía practicada en la localidad de Táriba, donde se encontraban en contra de su voluntad, obligadas a realizar filmaciones y fotografías de alto contenido sexual, que sujetos ofrecían y vendían luego través de las redes sociales.

El ciudadano, presuntamente involucrado en el caso, fue aprehendido y las investigaciones se encuentran en pleno desarrollo para tratar de identificar y capturar a otros involucrados, entre los cuales se encuentras vendedores y compradores de los videos y fotografías de contenido sexual.

La organización contaba con clientes tanto en Venezuela como en el exterior, que pagaban la mercancía en dólares.

Las víctimas manifestaron haber sido sometidas para realizar actividades de entretenimiento sexual a través de la plataforma digital Coomeet chat.

Las investigaciones se iniciaron luego que los funcionarios del Destacamento de Seguridad Urbana No. 21 (Desur-Táchira) recibieron información confidencial sobre una red que se dedicaba a la explotación sexual de mujeres, con fines de lucro, la cual era dirigida por un ciudadano en un local en Táriba, donde contaba con una serie de estudios donde se hacían las grabaciones en video y las sesiones fotográficas, en las cuales involucraba a menores de edad.

La oferta de empleo era para trabajar como modelo y estaba dirigida a adultas jóvenes y adolescentes que, una vez llegaban a un acuerdo con el empleador, comenzaban a vivir una situación diferente, pues debían participar en jornadas de filmación y fotografías de alto contenido sexual, y eran mantenidas en la vivienda en contra de su voluntad.

Luego de las denuncias, se iniciaron las investigaciones de campo y se logró la identificación de un ciudadano, conocido como El Pocho, que al parecer se ocupaba de captar mujeres a través de las redes sociales.

CooMeet es una página web que permite la comunicación básica y gratuita sin tener que pasar por un proceso de registro. Permite utilizar videochat online de forma anónima y al azar, minimizando encuentros obscenos, desnudos y pornográficos, pues deja claro en todo momento que este no es un sitio para encuentros sexuales.

Deja un comentario