Recolectan fondos para trasladar restos de madre e hija zulianas fallecidas en Colombia

Dariany Carolina Reyes Luzardo y su bebé de 1 año, fueron dos de las 5 víctimas fatales que dejó el violento accidente de tránsito registrado el domingo 5 de junio en la vía que conduce de Riohacha a Maicao en Colombia.

El accidente ocurrió a la altura del kilómetro 55, en el sector Cuatro Vías, donde colisionaron un Mazda blanco y una camioneta Toyota tipo Copetrana negra.

De acuerdo con la versión preliminar de las autoridades, el accidente ocurrió luego de que uno de los conductores invadió el carril contrario presuntamente para esquivar un chivo.

En el sitio murieron Duvan Rafael Fuenmayor Medina, de 53 años, quien conducía la camioneta Toyota; y Roberto Iguarán. Ambos viajaban junto con Delvis de Jesús Uriyu y Yenis Days Sipuana, quienes resultaron heridos.

En el automóvil Mazda perdieron la vida el conductor Roberto Antonio Mogollón y los pasajeros Antonio Javier Toro y Dulce María Hernández Reyes, todos venezolanos. Además, Dariany Carolina Reyes Luzardo quedó herida.

De acuerdo con la información publicada en el portal noticioso  elpitazo.net, en la cuenta de Instagram de @utahzolanos confirman que la joven había emprendido un viaje desde Chile, donde vivía junto a su esposo, hasta el estado Zulia para que su mamá y demás familiares conocieran a su pequeña hija.

Comentan que esta penosa situación ha llevado a familiares y amigos de Reyes Luzardo a crear una campaña para recolectar dinero y poder trasladar sus cuerpos desde Colombia a Maracaibo.

“Una de nuestras asiduas lectoras nos escribió para compartir la campaña y hacer llegar al menos un poco de consuelo a la familia venezolana que había emigrado a Chile en busca de un futuro mejor, como lo hemos hecho millones de familias alrededor del mundo”, se lee en la cuenta de Instagram.

La cuenta @utahzolanos comparte en sus historias y en su perfil, la campaña de recolección de fondos de Gofundme que se abrió para trasladar sus cuerpos a Maracaibo y darles cristiana sepultura.

Deja un comentario