Leones del Caracas no se dejó domar por los Tiburones de La Guaira

Pese a tener al frente a quien fue mejor lanzador del RR, los Leones del Caracas pudieron salir adelante y vencer 8 a 6 a Tiburones de La Guaira en el primer encuentro de la Gran Final.

Los bates capitalinos se fajaron para despachar hasta 14 inatrapables, cinco de ellos dobletes, con los que respaldaron otra apertura de calidad del experimentado Jhoulys Chacín, la tercera de manera consecutiva.

El carácter de Chacín quedó evidenciado una vez más al poder ir largo en el compromiso, a pesar de que confrontó dificultades temprano, cuando en el segundo inning, La Guaira picó adelante con dos anotaciones, una de ellas ilícita.

Con un out, Ángel Reyes le conectó un largo doblete para luego anotar con sencillo de Francisco Arcia, quien aprovechó una pifia del jardinero izquierdo José Rondón para meterse hasta la segunda y desde allí anotar también con inatrapable al centro de Ehire Adrianza.

Un boleto de Alí Castillo fue seguido por el primer triple de la postemporada para Wilfredo Tovar, al que luego Harold Castro arrastraría hasta la goma con elevado de sacrificio.

García Jr. se recompuso y sacó la entrada, pero distinto a sus actuaciones precias, no pudo ir mucho más allá, porque en la cuarta la ofensiva caraquista volvió a arremeter en su contra, en esta ocasión con un par de tubeyes consecutivos salidos desde la estaca de Oswaldo Arcia e Isaías Tejeda.

Henry Blanco no quiso extender más su participación y le dio ingreso al relevista Carlos Suniaga, quien fue recibido por otra conexión de dos almohadillas, esta del bate del menor de los Arcia, Orlando.

El derecho Jhoulys Chacín ratificó toda su experiencia y competitivas sobre el montículo

La producción no acabó allí para la escuadra felina, porque si bien Suniaga logró hacer fallar a Niko Vásquez con fly al guardabosque central, mismo que aprovechó Arcia para avanzar hasta la antesala, Wlfredo Giménez como noveno en la alineación de Alguacil, también respondió con un incogible entre la tercera base y el campocorto guairista.

Ya con Jholuys Chacín con cinco capítulos de labor y arriba en el score 5 a 2, el capataz decidió dejarlo para ver si podía alargar al menos una entrada más su actuación; sin embargo, las aspiraciones se quedaron cortas, con todo y que el veterano serpentinero pudo lograr dos outs, pero tuvo que abandonar el morrito con otra rayita a cuestas y dejando dos hombres en las bases.

Miguel Socolovich recurrió como su reemplazante inmediato y a pesar de que su primera impresión no fue la mejor al congestionar los cojines con boleto a Francisco Arcia, pudo solventar la situación con sendo ponche al hábil Ehire Adrianza.

Caracas, insatisfecho con lo alcanzado hasta ese punto, alcanzó a colgar una mayor ventaja en el marcador con una rayita en el cierre del sexto acto, producida por el chicano Niko Vásquez, y otras dos en el del séptimo, gracias a un doblete de José Rondón, que al final significaron la victoria.

Porque después de sendos trabajos en cero de los relevistas Ricardo Rodríguez y José Mújica, ambos ayudados por una solvente defensiva, Silvino Bracho sucumbió. Con toda y la amplia diferencia, Alguacil optó por darle actividad tras un par de días de descanso y el refuerzo marabino, que llegó al careo con 12 entradas sucesivas en blanco, fue finalmente desentrañado.

Bracho recibió hasta cuatro imparables, y regaló una base por bolas, misma obtenida por la estrella Ronald Acuña Jr en un gran turno con dos outs y que fue a conteo completo, que a la postre resultó clave para las posteriores anotaciones guairistas.

Con las almohadillas repletas de salados, Balbino Fuenmayor pegó un indiscutible hacia la derecha para que anotaran Arcia y Adrianza y luego Danry Vásquez con otro inatrapable de bounce altos que se transformó en doble, llevó hasta la registradora al propio Acuña Jr.

Le tocó el turno a Ángel Reyes con la carrera de la igualdad en la segunda, pero su compañero aguilucho Silvino Bracho lo hizo fallar con un alto elevado hacia el guante del patrullero derecho que acabó con la amenaza e hizo festejar a la multitudinaria afición caraquista que se dio cita al compromiso.

LVBP

Deja un comentario