Legislador Bermúdez lideró comisión del Clez tras daños en palafitos de Baralt

La onda tropical que tocó con fuerza la Costa Oriental del Lago, ha movilizado grandes esfuerzos humanos y económicos por parte del gobierno regional.

De acuerdo al informe del Consejo Legislativo del estado Zulia, no arrojo pérdidas humanas pero si de hogares completos, puentes, vías de comunicación y enseres de trabajo destruidos en zonas específicas del municipio Baralt en la Costa Oriental del Lago, cuyo alcalde, Ramon Bracho, ya decretó el estado de emergencia y desastre.

Así lo dió a conocer el presidente de la Comisión de Desarrollo Económico y Finanzas del Consejo Legislativo del estado Zulia, legislador Justo Bermúdez, quien informó que estuvo recorriendo la zona afectada y apoyando los equipos de trabajo enviados por el gobernador Manuel Rosales, para atender la contingencia desplegadas por las intensas y continuas lluvias que cayeron el fin de semana, especialmente, estuvo en los poblados de Ceuta, Bachaquero, Tomoporo y San Timoteo.

En la zona fueron afectadas directamente unas 110 viviendas, y hay daños a estructuras que requieren ser reconstruidas para que las comunidades vuelvan a asentarse nuevamente.

Bermúdez acotó que con la declaratoria de la emergencia municipal se han activado las restricciones para el tránsito hacia la zona y los centros de salud y refugios están laborando las 24 horas para atender a los damnificados.

“En Cabimas hubo también lluvias intensas al igual que en La Rita, sin embargo gracias a los trabajos emprendidos por el alcalde Nabil Maalouf, en cuanto a limpieza y reparación de los colectores y cañadas, no hubo reporte de daños lamentables en cuanto a estructuras y familias afectadas, lo que si se vió fue muchas zonas anegadas, que colapsaron los drenajes por varias horas, pero no empozamiento que pusiera en riesgo la vida de seres humanos», indicó Bermúdez

El legislador por la Costa Oriental del Lago, Justo Bermúdez, agrego que esta onda tropical y la entrada del periodo lluvioso en Venezuela, obliga a reforzar la seguridad en áreas de alta vulnerabilidad como las comunidades que habitan en estos conocidos pueblos de agua, cuyas estructuras de base ya venían presentando un alto deterioro, por lo que la intensidad de la actividad pluviométrica cargada de ráfagas de vientos muy fuertes, terminó por colapsar muchos de los cimientos, los cuales serán atendidos prontamente según anunció el gobernador Rosales, para así evitar males mayores en próximas incursiones meteorológicas como las vividas el fin de semana.

Deja un comentario