Centro Médico de Cabimas celebró sus 65 años con un servicio de calidad en materia de salud 

Este 26 de octubre el Centro Médico de Cabimas, pionera en la atención hospitalaria privada en el municipio, arribó sus 65 años de fundación, manteniendo el legado del doctor Darío Suárez, su fundador; a través de  sus hijos y familiares para seguir ofreciendo un servicio de calidad a toda la COL.

José Francisco Suárez, presidente del Centro Médico de Cabimas, agradeció a Dios y a todo los presente por este nuevo aniversario, con las puertas abiertas al servicio de la colectividad. «A pesar de la crisis, aquí estamos, creyendo en este municipio y en su gente y haciendo lo mejor que sabemos hacer, dar un servicio óptimo en materia de salud».

Un mensaje a todos los profesionales de la salud que forman parte del equipo humano de esta institución, «a mantener los valores que en medio de las crisis, no decaiga, el verdadero sentido de esta profesión, hay que recuperar la moral y permanecer a nuestro direccional estratégico y apegados a nuestros valores empresariales por los que tanto se han luchado».Preferimos mantener un Centro Médico modesto, pero haciendo las cosas bien con una atención y servio de calidad, resaltó José Francisco Suárez.

Por su parte, la Dra. Nurbis de Armas, directivo de la Sociedad Médica, es una fecha de importancia histórica y social,  son más de seis décadas al servicio de un pueblo, un año más de vida en medio de una crisis nacional, pero el espíritu y deseo de dar lo mejor de cada uno de sus médicos se mantiene en pie. «Seguimos avanzando en la búsqueda de la excelencia, con médicos activos y proactivos, con carreras ascenderte, preparándose cada día más y creando nuevas alternativas para la mejor atención de sus pacientes».

Durante este aniversario la institución hospitalaria se realizó una misa de Acción de Gracias, que contó con la visita de la Santa Imagen de la Virgen del Rosario, una tradición que por años se ha mantenido dentro de lo que es las actividades de celebración del Centro Médico de Cabimas.

Deja un comentario