Vasallos suenan los tambores para exigir procesión de San Benito en Cabimas

Los chimbangleros que tocan tambores durante la procesión de San Benito de Palermo por las calles de Cabimas, en el estado Zulia, protestaron este 3 de enero para exigir que se realice el recorrido. La celebración del 6 de enero fue suspendida por la Diócesis y la Alcaldía de Cabimas como prevención por el COVID-19.

En las puertas de la Catedral Nuestra Señora del Rosario, en al avenida Independencia de Cabimas, al menos cuatro grupos de chimbángueles sonaron sus tambores como medida de protesta para pedir a las autoridades que reconsideren la decisión que tomaron sobre la suspensión de la procesión que tradicionalmente se realiza el 27 de diciembre y el 6 de enero.

 Juan Campos, presidente de la Fundación San Benito, precisó que esta es la segunda protesta pacífica que realizan con el repique de sus tambores para rechazar la decisión que fue tomada por las autoridades municipales y eclesiásticas sobre la suspensión de la procesión.“Nuestro objetivo es garantizar que esta tradición se mantenga, las autoridades no nos llamaron. Aquí estamos para exigir que se respete la tradición”, precisó. La noche del 2 de enero protestaron en la casa episcopal de la Diócesis de Cabimas, en la avenida Universidad.

Los chimbangleros se agrupan en la Fundación San Benito de Cabimas, la cual congrega al menos a 30 grupos de chimbángueles que rinden honor al santo negro.  En un comunicado que firman sus miembros aseguran que buscan preservar la tradición y piden el recorrido por la parroquia Ambrosio.

Deja un comentario