No mejora el paciente: Águilas blanqueadas en Maracaibo

El pitcher de los Bravos, Pedro Ávila desplegó pitcheo de tres hits y siete ponches en seis innings, para sentar las bases de un blanqueo 4-0 contra Águilas del Zulia, mientras sus compañeros le respaldaban con ataque de ocho imparables, este martes en el Estadio Luis Aparicio “El Grande” de Maracaibo.

Zulia ha perdido cuatro juegos en fila y nueve de sus últimos 11 para caer a marca de 10-15, peligrosamente a cinco juegos por debajo de los .500 puntos. Bravos mejora a 11-13 y con cuatro ganancias en sus últimas cinco presentaciones, lo cual le mantiene bien colocado en la lucha por los lugares de clasificación.

Ávila (1-0) recibió respaldo de ocho hits, la mitad de ellos en momentos oportunos para cristalizar anotaciones. Requirió el auxilio de cuatro relevistas, quienes no variaron la tónica impuesta por el ganador de este encuentro, que se disputó durante 3 horas con 22 minutos y ante la mirada de 957 asistentes al parque.

Los dos clubes cometieron un error al campo. El de Águilas resultó costoso, pues tendió la base para que Bravos edificara sobre sus consecuencias, las carreras que aseguraron el encuentro.

Este miércoles, en el mismo escenario, se disputará el encuentro de cierre de esta serie de dos juegos, que marca la despedida de Bravos de tierras zulianas, al menos por la presente rueda eliminatoria. Henry Centeno irá por la barrida y el zurdo dominicano Porfirio López, tratará de que su club tome una bocanada de oxígeno.

Margarita abrió la pizarra 2-0 en su segundo ataque contra el abridor Yajure. En situación de dos outs, Juan Graterol sonó sencillo a la derecha y Raúl Rivas se llevó la cerca para poner en ventaja a su causa. Fue el primer vuelacercas del joven en la LVBP.

Bravos esperaría hasta el octavo acto para asestar el puntillazo con otras dos carreras que arrojarían el definitivo 4-0. Edgar Durán se embasó por error del inicialista Héctor Sánchez, acción que le permitió llegar hasta la intermedia. De este modo comenzaría el relevo de Francisco Carrillo, quien de inmediato consentiría imparable parte de Diego Rincones a la izquierda, para dejar corredores en los ángulos exteriores. David Rodríguez elevó de sacrificio a la derecha para fletar a Durán, Reinaldo Ilarraza entró a correr en la inicial y pasó a segunda con hit de Carlos Pérez. Ramón Flores destaparía otro inatrapable para que Ilarraza se colara hasta el plato.

Concluidas las acciones, tanto Ávila como Rivas, los hombres relevantes del triunfo de este martes, ofrecieron declaraciones al circuito radial de Bravos.

“Zulia tiene muy buenos bateadores», señaló el lanzador. “Pero yo fui mejor que ellos”, exclamó con amplia sonrisa, este derecho que el domingo volverá a la acción, en esa ocasión frente a Navegantes del Magallanes.

Finalmente, el torpedero Rivas celebró a rabiar su primer vuelacerca de por vida en la LVBP, que sirvió para definir de modo tempranero, el destino de este encuentro.

“Estoy muy feliz de haber conectado mi primer jonrón y que haya resultado el batazo ganador. Agradezco al mánager Luis Dorante, las oportunidades que me brinda. Me esfuerzo por aprovecharlas del mejor modo”, indicó el joven, que hizo caso omiso a su condición de noveno en el orden al bate.

Deja un comentario