Muere preso por tuberculosis en el retén de Cabimas

José Gregorio Acosta Ocando, de 30 años, falleció por tuberculosis en el Centro de Arrestos y Detenciones Preventivas de la Costa Oriental del Lago, en el estado Zulia, según reportó Una Ventana a la Libertad este domingo 23 de mayo.

Acosta Ocando ingresó al retén de Cabimas en octubre del 2015 por el delito de robo agravado. Aún esperaba una sentencia definitiva que emitiría el tribunal que llevaba su caso, señaló la ONG.

El cuerpo fue localizado en su celda del retén por sus compañeros, por lo que la Policía del Zulia, encargada de la custodia, realizó su traslado al Hospital Adolfo D’Empaire. Un médico de guardia notificó que padecía de tuberculosis.

Una Ventana a la Libertad, ONG que defiende los derechos de los reclusos en cárceles del país, aseguró el 16 de abril que al menos 15% de los reos del retén de Cabimas están enfermos y comprometen salud de sus compañeros por las condiciones.

El 15 de abril los cadáveres de Eduardo Sanabria (26 años) y Juan Carlos Godoy (25 años) amanecieron en la avenida Andrés Bello. Sus compañeros lo sacaron a la vía después de que las autoridades no atendieran su llamado para llevarlos a la morgue de Cabimas.

El Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) reportó el 13 de abril que en el retén de Cabimas hay 117 reclusos con tuberculosis entre los pabellones A, B, C y el anexo de funcionarios; 72 de ellos en condiciones graves. También denunciaron que no tenían agua y debían cocinar en fogones improvisados.

Deja un comentario