Iban a ‘linchar’ a venezolanos que asesinaron a comerciante en Perú

En Santa Anita, Perú, un grupo de ciudadanos venezolanos asesinó a balazos a un comerciante, que armado, pidió que le bajaran el volumen de la música que escuchaban en un parque.

El crimen ocurrió la madrugada del sábado, cuando Pablo Mego Gutiérrez bebía licor con sus amigos frente al parque N°4 Universo Verde.

Metros más allá, en un carro rojo, un grupo de venezolanos, entre ellos tres mujeres, tomaba cerveza y escuchaban música a todo volumen, por lo que el comerciante se acercó a los extranjeros para pedirles que dejaran de hacer bulla y les mostró un arma.

La discusión se desató cuando el hombre de 48 años se acercó a los extranjeros, quienes se encontraban tomando licor en un parque, a pedirles que bajaran el volumen de la música. Los sujetos le quitaron el arma de fuego que usaba para su defensa y le dispararon.

Tras el hecho, Mego se fue con dirección a su casa, pero resbaló y cayó al suelo. Este accidente fue aprovechado por uno de los venezolanos, quien le quitó el arma y disparó.

Los sujetos se escondieron en el departamento que alquilaban, ubicado a media cuadra del lugar, por lo que los vecinos y familiares del comerciante se armaron con palos y piedras para capturar y linchar a los culpables.

Los vecinos y familiares de la víctima los atacaron con palos y piedras cuando eran llevados a los vehículos policiales. Según los vecinos, no era la primera vez que los intervenidos se reunían en la plaza, quienes finalmente fueron trasladados a la comisaría.

Cuando la Policía quiso entrar, el dueño de la vivienda les pidió que le presentaran una orden judicial. Esto desató aún más la ira de los vecinos, que debieron ser controlados por los agentes con bombas lacrimógenas y disparos al aire.

Uno de estos proyectiles hirió en un brazo a Luis Lizarzaburo Mogrovejo (32). En tanto, los venezolanos Wilmer Quintero Coronil (21) y Luismel Zavaleta Aquino (25) quedaron detenidos. Dos venezolanas y una colombiana fueron llevadas a la comisaría en calidad de testigos.

Deja un comentario