Flamengo, campeón de la Copa Libertadores

Tras una nivelada final en Guayaquil (Ecuador), Flamengo ganó la anhelada Copa Libertadores gracias a un gol de Gabriel Barbosa.

Y Paranaense jugaría algo más de medio encuentro con un hombre menos por la expulsión de Pedro Henrique.

Duelo por todo alto en el Monumental Isidro Romero de Guayaquil (Ecuador). Todo ello, por supuesto, a raíz de la celebración de uno de los compromisos más esperados en el planeta fútbol. A saber, nos referimos a la gran final de una Copa Libertadores que ha ido a parar a las vitrinas de Palmeiras durante sus dos últimas ediciones. En esta ocasión, Flamengo y Athletico Paranaense se disputarían este prestigioso entorchado.

Dorival Júnior se decantaría de inicio por Santos, Rodinei, David Luiz, Pereira, Filipe Luís, Maia, Ribeiro, Gomes, De Arrascaeta, Pedro y Gabigol. En cuanto al sempiterno y mítico Luiz Felipe Scolari, optaría por Bento, Khellven, Pedro, Heleno, Abner, Fernandinho, Santana, Bueno, Hugo Moura, Naum y Vitor Roque.

Los de Scolari disfrutarían de un par de acciones muy interesantes en los compases iniciales del choque. La más clara llegaría en las boas de Alex Santana, aunque su remate acrobático no encontraría portería. 

El primer cambio llegaría provocado por la lesión de Filipe Luís, viejo conocido de nuestra Liga. Un fantástico profesional que sería reemplazado por Ayrton Lucas en el minuto 20. Poco a poco, el Mengao iría ganando presencia sobre el tapete verde.

Es más, Paranaense se quedaría en inferioridad numérica por la expulsión por doble cartulina amarilla de Pedro Henrique. Antes de poner rumbo a los vestuarios, Gabriel Barbosa rompería la paridad en el luminoso (1 – 0).

De hecho, se convierte en el máximo realizador canarinho en la historia del torneo. Athletico realizaría un importante esfuerzo (con uno menos) para forzar la prórroga, pero Flamengo conquistaría el título de la Libertadores.

Deja un comentario