Eudomar Toyo no dejó de luchar y con sus lanzamientos defiende la selección nacional

Eudomar Toyo un joven de Cabimas, logró en 2022 representar a la selección de Venezuela en el Panamericano de Softbol en Argentina, donde fue uno de los lanzadores más destacados por parte de los criollos, pero llegar a lucir los colores patrios no fue nada fácil para el espigado lanzador derecho.

Toyo, desde niño se dedicó al beisbol en las categorías menores, pero hasta muy corta edad de su infancia.

«Mis padres siempre se esforzaron para darnos lo mejor a mi y a mis hermanos, pero por falta de tiempo no me podían acompañar en los juegos y fue mi tía Celinda de García, quien me ayudaba en muchas ocasiones y sus hijos también jugaban por lo que chocaban las prácticas y juegos y decidí dejar el beisbol a un lado para jugar baloncesto por mucho tiempo».Comentó, Toyo.

Sin embargo, la pasión por el beisbol siempre estuvo presente y a los 23 años decide iniciar como lanzador en la modalidad de pitcheo rápido (latigo) donde encontró gran apoyo del internacional Ramón Jones y su hermano Ronny en sus primeros pasos desde el montículo.

El nivel de softbol en el Zulia es muy alto, eran los tiempos de Toros del Zulia, luego Sureños de San Francisco, equipos que dominaron la desaparecida Liga Especial en el país y para Toyo era muy difícil encontrar un espacio entre los mejores jugadores de la nación e incluso del Zulia.

El joven de Cabimas nunca dejó de creer en su potencial, el equipo Federales de Falcón, le abrió las puertas y fue donde comenzó a crecer como lanzador y a recibir el llamado para jugar fuera del país.

Hasta que por fín llegó el esperado llamado a la selección nacional y en Paraná logró demostrar su gran clase en el Paramenicano, trabajó 9.2 entradas con una efectividad de 0.91 y enfrentó a grandes selecciones como Argentina, Canadá, Dominicana y Estados Unidos. Venezuela finalizó en el quinto lugar y vía comodín por decisión de la Confederación Mundial de Beisbol y Softbol (WBSC) los criollos participarán en el Mundial a celebrarse en Auckland, Nueva Zelanda, desde el 26 de noviembre.

«El tiempo de Dios es perfecto y gracias a mi esfuerzo puedo representar a mi país, cuento con el apoyo de mi familia y siempre pienso en mi hijo para que pueda seguir mis pasos». Finalizó el lanza llamas de Cabimas que representa a todo un país y deja el alma en cada brinco al home.

Deja un comentario