En España detienen a varios policías por «facilitar documentos a venezolanos»

Varios efectivos policiales de España fueron detenidos en medio de una investigación por facilitar documentos a venezolanos.

La jueza del caso autorizó que se bloqueen las cuentas de las sociedades de los policías y el abogado detenido y la Unidad de Asuntos Internos ha incautado teléfonos, ordenadores, coches y documentos

El pasado 23 de febrero estaban previstas entre Madrid y Guadalajara seis detenciones. La Unidad de Asuntos Internos de la Policía trabaja cuando los implicados en los delitos son agentes, así por ejemplo es el grupo investigador de todo lo relacionado con el “caso Villarejo” porque José Manuel Villarejo era un comisario del Cuerpo.

Una Unidad llevó a cabo las entradas y registros en las casas de los investigados por haber formado parte de una presunta red que se encargaba de hacer favores y apañar asuntos judiciales a venezolanos a cambio de cuantiosas cantidades de dinero o información del país bolivariano.

Se trataba de un inspector de Policía, su mujer, un Policía nacional, su esposa, un exmilitar con doble nacionalidad española e israelí y un abogado.

Éstos llevan meses bajo la lupa de esta Unidad que ha practicado vigilancias para saber dónde se movían, dónde estaban sus casas y si alguno, como era el caso del abogado, tenía algún trastero escondido por Madrid.

La magistrada del Juzgado de Instrucción número 29 de la capital accedió a las entradas y registros que propuso la Fiscalía Anticorrupción a principio de este año y dio orden de bloquear todas sus cuentas y las de las sociedades a través de las que, supuestamente, cobraban el dinero que sobornaban a los venezolanos.

La jueza del caso ha autorizado que se bloqueen las cuentas de las sociedades de los policías y el abogado detenido y la Unidad de Asuntos Internos ha incautado teléfonos, ordenadores, coches y documentos.

En total, el botín suma unos 3.390.000 euros que entre 2015 y 2017 -fecha en la que se enmarcan los hechos- se embolsaron de los pagos de exministros de Venezuela como Nervis Villalobos Javier Ochoa Alvarado o del exdirector de los servicios secretos de ese país Carlos Aguilera.

Todos estos tenían ya problemas con la Justicia española, por eso, los investigadores revisten de más gravedad los hechos.

Los policías les vendían labores de intermediación en los juzgados, obtención de visados o permisos de residencia a sabiendas de que estaban imputados en procedimientos como el “caso PDVSA” en la Audiencia Nacional.

La Razón

Deja un comentario