Creyeron que había muerto pero lo enterraron vivo

Mientras trataban de robar una guaya en un tendido eléctrico, un joven recibió una descarga eléctrica, pero sus amigos creyeron que había muerto y fue enterrado vivo.

El director del Cuerpo de Investigaciones, Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), comisario general Douglas Rico, informó que la Coordinación de Investigaciones de Delitos Contra las Personas, La Guaira, capturó a Eberth Eduardo De Jesús Salazar Liendo, de 22 años de edad y a Wilynson José Alzaul Méndez (18), por el homicidio de Gabriel Jesús Narváez Reyes, de 16 años de edad.

El Cicpc supo del homicidio por las denuncias realizadas por habitantes del sector, quienes manifestaron que en el lugar percibían un olor putrefacto;el Cicpc llegó al lugar y mediante arduas investigaciones de campo ubicaron el cadáver del adolescente Gabriel Jesús Narváez Reyes, en avanzado estado de descomposición envuelto en un saco.

Asimismo, determinaron que el hecho se suscitó cuando los detenidos y la víctima realizaban el hurto de guaya conductora de electricidad y Narváez recibió una descarga eléctrica que lo hizo caer al vacío; éstos, al verlo inconsciente, buscaron herramientas agrícolas, excavaron un hueco y lo enterraron, con el objetivo de no ser descubiertos.

La autopsia determinó que la causa de muerte fue por asfixia mecánica por sofocación, es decir, la víctima presentaba signos vitales al momento de ser sepultado.

En el sitio se colectó como evidencia un saco, un pico, una chícora y prendas de vestir.

Deja un comentario