Águilas del Zulia pagó caro un error ante Tigres en Maracay

Un error del campocorto Liván Soto generó la carrera con la que Tigres de Aragua venció la noche del viernes 13-12 a Águilas del Zulia en un festival de batazos de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP).

El encuentro de la temporada 2022-2023 se efectuó en el Estadio José Pérez Colmenares de Maracay, donde Aragua perdía 12-11 en el octavo inning y fabricó dos rayitas para tomar el control de la pizarra y no cederlo.

Con hombres en segunda y tercera base, el receptor Dennis Ortega conectó un elevado de sacrificio que llevó al plato a Carlos Tocci, quien había entrado al juego para correr por el lesionado inicialista Henry Rodríguez y en el noveno capítulo laboró como centerfielder, para empatar el score (12-12).

La pelota la capturó el leftfielder Niko Hulsizer quien disparó al cortador Soto. El torpedero trató de inmolar al camarero Alexi Amarista -que aprovechó la conexión para moverse de la intermedia a la antesala- y no pudo lograr su cometido. El tiro de Soto fue malo y el tercera base Alí Castillo no pudo capturarlo, algo que le dio a Amarista el chance de tocar el pentágono para poner al frente al club bengalí en su cueva (13-12).

Fue la coronación de una reacción felina, que tras dilapidar una ventaja de 5-0 en la primera entrada, estuvo abajo casi todo el choque y en la séptima, cuando perdía 11-8, pisó la registradora tres veces para emparejar los cartones (11-11).

En el octavo acto vino el momento de Ortega, quien ingresó por la lesión del máscara Wilson Ramos, para pegar el fly que cambió el destino del careo. El careta Ortega habló sobre esa acción, lograda frente a Silvino Bracho, taponero de Zulia, que le permitió a Aragua alcanzar su cuarto lauro seguido.

Ortega, quien concluyó de 2-1 con una anotada y una empujada, piensa que la buena racha de los maracayeros es el resultado de la confianza que poseen los jugadores en sí mismos.

Otro baluarte selvático fue el toletero designado Carlos Rivero quien tuvo una jornada pletórica al sacudir tres extrabases en cuatro chances, desglosados en un doble y dos jonrones.

El biangular lo empalmó en el primer inning y sirvió para limpiar las almohadillas. Con él le dio una delantera de 4-0 a Aragua, mientras que su primer cuadrangular de la velada sirvió para acercar a su club en el tanteador (9-6). Sacó la bola sin gente en los senderos.

Deja un comentario