Acusan a venezolano de estafa millonaria en Florida

Un venezolano es acusado de estafa al quedarse con los fondos de un grupo de ciudadanos en Miami y deberá enfrentar varios cargos en su contra.

Según el reporte, 2,9 millones de dólares los gastó en lujos personales, otros 3,6 millones los transfirió a amigos y su exesposa, entre tanto que 19,2 millones los invirtió en otro fondo de inversiones.

La Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC) presentó el lunes cargos civiles contra la firma Sky Group USA LLC y contra su ejecutivo, Efrain Betancourt Jr., de recaudar al menos $66 millones fraudulentamente con la venta de pagarés a más de 500 inversionistas, muchos de ellos integrantes de la comunidad venezolana-americana del sur de la Florida.

El acusado presuntamente habría utilizado cerca de los $19.2 millones recaudados para un esquema de pago tipo Ponzi dirigidos a otros inversionistas.

Según la acusación de la SEC, introducida ante la Corte Federal del Distrito Sur de la Florida, Betancourt y su compañía informaban falsamente a los inversionistas que los fondos que ellos aportaban serían utilizados por Sky Group para financiar sus operaciones de brindar préstamos de corto plazo, conocidos como adelantos hasta el día de pago (payday loans), a sus clientes.

Pero en vez de utilizar el dinero para financiar esos préstamos, Betancourt se apropió indebidamente de al menos $2.9 millones para uso personal, utilizándolos para pagar su lujosa boda en un castillo en la Riviera francesa, vacaciones en los resorts de Disney y del Caribe y costos asociados con la compra de un condominio de lujo en Miami.

El dinero de los inversionistas también terminó siendo usado para pagar el mantenimiento de su avioneta Piper y al menos otros $3.6 millones fueron transferidos a amigos y familiares, incluyendo su ex esposa Angelica Betancourt y a la firma EEB Capital Group LLC, compañía cuyas cuentas bancarias son controladas por Betancourt y su esposa actual, alega la acusación.

Para obtener las inversiones, Betancourt y el Sky Group prometieron a sus inversionistas fabulosos rendimientos de hasta 120% anual, enfatizando que la operación era sumamente rentable aún cuando la compañía no generaba suficientes ingresos para cubrir el capital y los intereses acumulados de los inversionistas.

La comisión de valores acusa al empresario y a su compañía de violar las disposiciones de registro y antifraude de las leyes federales de valores y adicionalmente acusa a Betancourt de operar como corredor no registrado. La acusación también presenta cargos civiles contra Angelica Betancourt y EEB Capital Group LLC por recibir fondos ilícitos de los inversionistas.

Deja un comentario