Abogada Nilmary Boscán: «Los Usurpadores del Derecho»

El Derecho es una profesión que últimamente ha sido “usurpada”,   por  quienes sin ser Abogados ejercen funciones como ‘gestores’.

Estas personas están realizando gestiones propias del profesional del Derecho,  valiéndose de toda artimaña para lograr fines económicos,  de forma irresponsable y sin conocimiento alguno sobre la materia.

El Derecho es una carrera,  donde el aspirante debe estudiar cinco (05) años para que le sea conferido el título de Abogado,  luego de egresado,  debe juramentarse por ante el Colegio de Abogados respectivo, para obtener su carnet del INSTITUTO DE PREVISIÓN SOCIAL DEL ABOGADO (INPREABOGADO) donde le es asignado un número,  con el que se identificará en cada uno de sus actos.

Cuando el Abogado realiza su acto de juramentación,  está asumiendo el  compromiso de cumplir las leyes de la República y en especial el Código de Ética Profesional del Abogado Venezolano,  que incluye deberes esenciales,  profesionales,  institucionales,  con su cliente o patrocinado,  con los jueces y demás funcionarios,  con sus colegas y con el colegio de abogados.

El Abogado tiene la investidura de actuar,  asistir o representar a su cliente,  porque es un servidor de la justicia,  conoce las leyes,  le da la debida interpretación y las aplica según el caso que le compete conocer. Un abogado ejecuta acciones relacionadas a los intereses legales de su cliente.  

Hay personas inescrupulosas que no son Abogados y están usurpando las actividades propias del profesional del Derecho,  para recibir beneficios económicos, ofreciendo sus servicios “a precio de gallina flaca”.  Lamentablemente hay quienes  caen incautos en las manos tramposas de estos usurpadores,  a quienes les  sobra creatividad, para enredar a sus clientes.  

Existe el caso de gestores que realizan documentos legales y los presentan ante notarias o registros,  sin tener la cualidad para hacerlo,  porque no son Abogados. Es una gran irresponsabilidad porque cada documento tiene su estudio y preparación legal. La gestoría es un oficio diferente,  cuya función principal es gestionar trámites, diligencias administrativas, entre otros.

Estas anormalidades se están presentando también dentro de los tribunales,  donde algunos funcionarios valiéndose del cargo que ocupan,  pescan clientes,  para obtener ingresos económicos. Usan frases como por ejemplo,  “Yo conozco al Juez y te resuelvo ó el fiscal es amigo mío”,  son algunas de las tácticas utilizadas. Ante esta situación se deben tomar cartas en el asunto,  por parte de los órganos competentes en materia de corrupción,  para evitar que estas irregularidades sigan ocurriendo,  sancionar a los funcionarios que incurran en estos hechos,  evitando de esta forma,  dañar la reputación y la confianza, en los órganos de justicia.  También suceden casos, dentro de los órganos policiales,  cuando le dicen al usuario,  “no llames al abogado que aquí resolvemos”,  son hechos que suceden a diario y que deben  ser denunciados,  así como alertar a las personas  para que no caigan en  manos irresponsables. Siempre ubique a su abogado de confianza,  no entregue la defensa de sus derechos e intereses a los usurpadores, recuerde que lo “BARATO SALE CARO”. 

Los Abogados, debemos hacer respetar nuestra profesión como servidores de la justicia,  denunciando estos eventos que denigran la profesión y amenazan a la justicia.

Abg. Nilmary Boscán Maldonado.

Deja un comentario