Se abre el telón de House of The Dragon

House of The Dragon (HBO Max) invita a repasar el momento en que los antepasados de la novia mandaban en Westeros. 

Los diez episodios de esta precuela están basados en la novela Fuego y sangre, con acontecimientos sucedidos entre dos y tres siglos antes de la serie original.

Como fue Game of Thrones, hay hiperviolencia, drama e intrigas palaciegas también corre por las venas de esta casta audiovisual.

Es el apogeo de la familia Targaryen, los más antiguos entre todos los nobles de los Siete Reinos, los domadores de los dragones dominaban todo.

Quien está sentado en el trono de hierro es Viserys, quien “siente que es su deber mantener la paz en el reino y no crear guerra”, según Paddy Considine, el actor a cargo del papel.

“Su misión es esa. Pero tratar de mandar en ese reino no es un trabajo fácil”, complementa. 

En la línea sucesoria aparecen su hermano menor, el príncipe Daemon, y su propia hija, Rhaenyra, quien espera convertirse en la primera reina de los Westeros. 

Emma D’Arcy destacó que su personaje “está zumbando con el fuego de la antigua historia e identidad Targaryen. Entonces, al comienzo, Rhaenyra tiene poder y determinación, pero esencialmente ninguna entidad verdadera”. De ella, como mujer y noble, se espera que se case y tenga hijos varones.

“Ese es el camino que tiene por delante. Pero Rhaenyra comienza a romper los límites de su destino casi inmediatamente”, aclara D’Arcy. En ese sentido, su criatura está recortada por el mismo patrón que el heredero natural al poder interpretado por Matt Smith. “Daemon y Rhaenyra arden con el mismo tipo de fuego”, señaló la intérprete.

Los recelos entre tío y sobrina desembocarán en una guerra sucesoria, pero antes de llegar a ese período turbulento, llamado “La Danza de los Dragones”, Vaserys intenta gobernar con diplomacia.

“Este tipo es complejo y trágico, un exceso de cosas diferentes. Me sentí halagado de que tuvieran fe en mi para encararlo”, dijo el británico. Considine, fan declarado de la entrega original, piensa que este proyecto es muy fiel al producto original sin ser un spin-off. “Es importante decirlo y ciertamente no se siente así para mí.

George R. R. Martin, el autor de toda la saga literaria, es uno de los cocreadores de House of The Dragon junto a Ryan Condal y otro viejo conocido como Miguel Sapochnik.

El director de uno de los episodios más aclamados de GOT en sus ocho temporadas (“Battle of the Bastards”, de pie por favor), ficha como showrunner y estuvo detrás de las cámaras del episodio a verse este domingo.

Además de la novela, Martin se encargó de brindarles información “extra” a los hacedores de esta ficción“A partir de eso recuperamos un mundo del pasado. Lo creamos desde cero”, dijo Sapochnik.

Y en este Westeros aún más remoto, los animales del título tendrán un rol central.

Con esta producción, HBO espera superar el tope de audiencia, y llevar los números a la mayor sintonía. El primer episodio es un preludio de una obra de arte.

Deja un comentario