Oleaje afecta palafitos de San Timoteo, Ceuta y Tomoporo en el municipio Baralt

Los fuertes vientos han generando un fuerte oleaje en la zona palafítica de Baralt y decenas de viviendas en el lago de Maracaibo están afectadas. Autoridades municipales piden apoyo de los gobiernos nacional y regional.

Hasta el momento se han reportado afectaciones en viviendas de los palafitos en Ceuta, Tomoporo y San Timoteo, pero además, todas las comunidades cercanas al lago de Maracaibo en el municipio Baralt.

Sobre ello, las autoridades locales mantienen el monitoreo en la zona pero estiman que se requiere un plan para recuperar y ar mayor seguridad a los ciudadanos que viven en los palafitos.

Quizás las casas más vulnerables son aquellas construidas con zinc, además de otras que son de vieja data, y la madera es más endeble.

Los palafitos son construidos, en su mayoría, con madera y zinc. Además, parte de las caminerías ya están deterioradas.

El alcalde de esta entidad, Ramón Bracho, junto al Cuerpo de Bomberos y Protección Civil, mantiene un constante monitoreo por diversos sectores y parroquias, atendiendo los planteamientos de la comunidad.

«En primer lugar queremos pedirle calma a la gente. Este fenómeno natural provocó un fuerte oleaje que destruyó nuevamente los puentes de los palafitos de San Timoteo, los cuales habíamos reparado recientemente junto con la comunidad. Acá debemos esperar que baje la marea para poder prender las bombas de achique, porque sino el agua que saquemos vuelve a entrar.

Nos encontramos desplegados con funcionarios bomberiles y de Protección Civil para levantar un informe de la situación y elevarla a las autoridades regional y nacional», dijo el burgomaestre

De igual forma informó que también el fuerte oleaje generó afectaciones de viviendas en el sector Tomoporo.

Del mismo modo los efectos de esta onda tropical afectó al pueblo de Ceuta de Agua, donde las aguas del lago entraron hasta tierra firme causando inundaciones.

Bracho insistió en mantener la calma dado que se está trabajando, y se debe esperar que la marea baje, disminuya el fuerte oleaje y mejoren las condiciones climáticas.

«En una primera parte estamos cuantificado los daños y viendo las familias afectadas para brindarles la ayuda, dentro de nuestras posibilidades. Pedimos al gobierno nacional y regional el apoyo con maquinaria para juntos lograr devolver la tranquilidad a los baraltenses».

Deja un comentario