En los últimos 6 años la banca ha perdido 33.240 empleados

El secretario general de la Federación de Trabajadores Bancarios y Afines (Fetrabanca), Claudio Rivas, detalló la banca en los últimos años, el secretario general de Fetrabanca destacó que, al cierre de 2016, la banca nacional tenía 75.000 trabajadores y 3.550 agencias; en octubre de 2019 la nómina se redujo a 50.300 trabajadores y el número de oficinas bajó a 3.250.

En 2020 la banca contaba con 46.000 trabajadores en 3100 agencias.

Al cierre de 2021 estas cifras siguieron cayendo a 41.760 trabajadores y 2.790 oficinas, lo que representa una reducción de 10% con respecto al año 2020.

En concreto en el sexenio 2016-2021, la banca perdió 33.240 empleados (-44,32 %) y ha cerrado 760 agencias (-21,41 %), lo que evidencia un ajuste muy duro para sortear una caída de 90% desde 2014, ya que es uno de los sectores más impactados por la crisis.

“La disminución de los trabajadores se debe a que han tenido que migrar a otras labores, porque a pesar los esfuerzos que han hecho los dueños de bancos para mantener a sus trabajadores activos, no les alcanza el dinero para sustentar a su familia.

El salario mínimo es de 25 dólares, más una bonificación. Sobre el cierre de oficinas, hay agencias que no son rentables por el poco personal que hay. También se deben a la disminución de los comercios en esas zonas, los cuales hacían sus depósitos y retiros y ya no están”, explicó Rivas.

La reducción de cajeros automáticos es otro de los factores que dan cuenta de la crítica situación en el sector bancario, los cuales, solamente funcionan para dar información sobre saldo y pagar uno que otro servicio.

“La hiperinflación y la escasez de billetes ha mermado la red de telecajeros. En diciembre del 2020 la banca tenia instalados 5.762 cajeros automáticos y para la misma fecha de 2021, la red disminuyó a 2.823 dispositivos ATM, que prácticamente funcionan en las oficinas principales”, señaló el Secretario General de Fetrabanca.

Estos datos apuntan una drástica reducción de 2.939 dispositivos, que equivalen a una contracción de -51 %.

Los bancos más afectados han sido los más grandes y consolidados, Banco de Venezuela, Provincial, Mercantil, Banesco, BOD, pero Claudio Rivas, de Fetrabanca, aclaró que en estas entidades financieras no se ha registrado una estrategia de reducción de personal, sino que los trabajadores, en su inmensa mayoría, se han ido voluntariamente por los bajos salarios.

Para poder mantenerse a flote, la banca se ha reinventado con mayores ingresos por servicios, comisiones por transacciones y aumentos de capital. En los casos de las entidades públicas, el Gobierno también puede inyectarles dinero a través del Ministerio de Finanzas, mientras que los privados viven de las comisiones; sin embrago, el resultado es igual de negativo para ambos segmentos, de acuerdo con el secretario general de Fetrabanca.

Sobre la operatividad de la banca, Rivas señaló que a pesar de no tener las cifras exactas, es evidente que ha disminuido considerablemente. “Los bancos se han convertido en pagadores de pensiones, porque ni las tarjetas de crédito tienen un límite adecuado para poder usarlas, o retirar plásticos”.

Banca y Negocios

Deja un comentario