Dos atacados por serpientes en la Col y los llevaron a Maracaibo por no haber suero antiofídico

En el día de hoy se reportaron dos ataques de serpientes en la Costa Oriental del Lago, según informó el mayor Luis Contreras, integrante del Cuerpo de Bomberos del INEA.

Dos agricultores fueron atacados este domingo por serpientes durante sus labores diarias, en sucesos reportados en la Costa Oriental del Lago (COL).

El mayor Luis Contreras informó que una de las víctimas, Yohel Enrique Prieto Sánchez, de 45 años, realizaba su trabajo agrario en la población de El Encanto, municipio Baralt, cuando una serpiente rabo amarillo lo mordió en el pie derecho.

Los familiares los trasladaron hasta el Hospital Luis Razetti, de Mene Grande, luego al Pedro García Clara, de Ciudad Ojeda; seguidamente al Adolfo D’Empaire, de Cabimas, y finalmente al Hospital Chiquinquirá, de Maracaibo, donde le apreciaron envenenamiento ofídico.

En ninguno de los centros asistenciales de la Col hay disponibilidad de suero antiofídico.

Sin embargo, la hermana de Prieto contactó al mayor Contreras, que además es especialista en serpientes, para la búsqueda del suero.

El representante de Bomberos INEA gestionó el antídoto ante la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda (Unefm), de Coro, para la obtención de las dosis necesarias, elaboradas en esa casa de estudios.

Después, Contreras llegó con el suero al Hospital Chiquinquirá y le suministraron una dosis de 100 miligramos al paciente, quien luego de cuatro horas respondió de manera satisfactoria al tratamiento, que continuará en el centro de salud, donde permanece recluido.

El Consejo de Ciruma

El otro caso es el de Manuel Antonio Bohórquez, de 66 años, quien laboraba en la localidad El Consejo de Ciruma, municipio Miranda, cuando lo atacó una serpiente guayacán, que lo hirió en el pie derecho.

Lo trasladaron hasta el Hospital D’Empaire, de Cabimas, y posteriormente al Chiquinquirá, donde los médicos de guardia diagnosticaron envenenamiento ofídico.

Una vez más, el mayor bomberil gestionó el suero en la Unefm, de donde remitieron la dosis requerida.

Versión Final

Deja un comentario