Alirio Figueroa: Reflexiones de la Amistad

Nosotros los venezolanos usualmente llamamos a cualquier persona amiga o amigo,sin entender bien este término. La amistad parece en primer lugar,una relación entrañable como un afecto necesario y hermoso.

El filósofo Séneca nos dice que el primer beneficio de la amistad es el propio placer que proporciona, pues sin compañía no es grata la posesión de bien alguno. Debe resaltarse que la amistad es libre,recíproca y exigente. Algunos creen que para ser amigos basta con querer,como si para estar sano bastara desear la salud.

Solo hay amistad cuando la benevolencia es recíproca y esta requiere cierta igualdad y se ve amenazada cuando se produce entre amigos una gran diferencia en virtud, vicio, prosperidad o cualquier otra cosa. En cualquier caso, una amistad rota no debe dar paso a la enemistad pues es indigno hacer la guerra contra un antiguo amigo.

Una verdadera amistad se caracteriza por ser exigente, tener confianza y ser desinteresada. Exigente porque el hombre íntegro hace muchas cosas en favor de sus amigos. Debe haber confianza mutua y no hay confianza sin tiempo. Como la intimidad requiere tiempo,no es posible ser amigo de muchos en poco tiempo.

La amistad es desinteresada y enriquecedora,porque quien comienza a ser amigo por interés,por interés dejará de serlo,y despoja a la amistad de su grandeza. La amistad es fruto del vivir compartiendo, deseando para para el amigo lo mismo que uno desea.

De manera que hay que alegrarse de los éxitos de los amigos como si fueran nuestros. Otro aspecto que destacar es que la distancia no impide la amistad, sino su ejercicio.

En fin,tener verdaderos amigos es una gran dicha porque conviene mezclar y alternar la Soledad y la compañía. Termino con este pensamiento: Al amigo se le alaba en público y se le critica en privado porque vivir sin amigos no es vivir.

Por Alirio Figueroa.

Individuo de número de la Academia de ciencias jurídicas del Estado.

Deja un comentario