Alirio Figueroa: Inflación, desempleo y política salarial

La hiperinflación que confrontamos está pulverizando el llamado salario mínimo, por lo que es indispensable una revisación global salarial al menos de una vez al año, tal como está consagrado en el artículo 91 de la vigente Constitución Nacional.

En materia salarial hay que intentar actuar en tiempo real, si no se pierde la oportunidad de tomar conciencia en todo el sistema económico de un plan antiinflacionario con compensaciones y compromisos por todos los sectores, que tengan incidencias en salarios, precios y costos.

Hay que estar claro, que una política salarial debe conectarse directamente con la producción y la productividad, contando con metas e índices que ha de ser progresivos para ir avanzando y monitoreándolos a través de mecanismos que comprometan a los actores productivos-empleadores y trabajadores.

En este orden de ideas, el gobierno debe implementar una política económica abierta al sector privado, nacional e internacional, para generar productividad y por supuesto empleo, lo cual requiere de un apoyo técnico que brinde la confianza y garantía para que los actores laborales se sientan confiados para adoptar las medidas que crean convenientes. Se trata de un tema que hay que irlo construyendo rápidamente.

Del lado sindical se requiere que los diferentes sindicatos corrijan sus diferencias para lograr entablar conversación coherente con el gobierno y el sector empresarial; y deben procurar esta unión porque hay muchos convenios colectivos que no se cumplen a cabalidad.

En la actualidad dada la poca productividad que hay en el país, existe un nivel de desempleo bastante elevado. El empleo mayoritario se ubica en el sector privado y de allí que urge la participación de este en la economía, pero otorgándole el gobierno confianza y seguridad jurídica.

Hay que vincular empleo y economía. Crear y proteger empleos, no es solo un hecho político y social, ya que también es un hecho económico.

Por esta razón, es por lo que la mayor protección del empleo tanto en su creación y permanencia como en su calidad, la brinda un contexto en donde exista una economía estable y productiva.

Cuando el gobierno no acierta en esta construcción está labrando el camino para la no creación de empleo.

DR. ALIRIO FIGUEROA ZAVALA.

Individuo de número de la Academia de Ciencias Jurídicas del Estado Zulia.

Deja un comentario