Afectados por inundaciones en Tía Juana piden resarcimiento por daños

En Tía Juana decenas de casas fueron afectadas por las inundaciones, pero, además, muchos de los enseres de esos hogares se dañaron por un desborde de petróleo; estos hogares piden un resarcimiento.

La semana pasada, en Tía Juana, Costa Oriental del Lago, una veintena de hogares fueron afectados cuando las bombas de extracción no encendieron y provocó la inundación de varios sectores.

En algunos hogares, sobre todo del callejón San Benito, una mancha de petróleo se desbordó de una estación de flujo que generó que muchos artefactos y muebles se dañaron con el agua petrolizada.

“El agua alcanzó los 50 centímetros, en otros lugares fue más; pero más allá de la inundación, el petróleo en una de las fosas se desbordó y se esparció por los drenajes de la zona”, dijo Joel García, vecino afectado.

Por su parte, Benilda Cordero, cuya vivienda está ubicada al lado de dos drenajes, explicó que el agua subió a gran nivel, algunos de sus muebles se dañaron.

“Nunca había visto tanta agua, vivo al lado de un drenaje, y cuando hay una leve falla, mi casa se inunda, pero en esta ocasión fue imposible remediar muchos daños”, dijo la ama de casa.

Cordero tiene en su casa bloques, estibas, tablas, y otros objetos que le permitan subir los muebles y artefactos y enfrentar las inundaciones leves, pero en esta ocasión, el agua con petróleo tuvo mayores consecuencias.

“Muchos de los muebles ya no sirven, quedaron manchados, una lavadora aún la estoy escurriendo; las neveras se mancharon; y mucha ropa quedó inservible”, dijo desalentada la dama.

Los vecinos del callejón San Benito, en Tía Juana, esperan que las autoridades de Pdvsa le brinden la ayuda necesaria para recuperar parte de lo perdido, pues desde la primera visita tras las inundaciones, no han regresado nuevamente.

Quizás unos 20 hogares son los más afectados, y pese a las visitas, aún no recuperan lo perdido. La inundación en Tía Juana se debió a que el sistema de bombeo no encendió a tiempo. La razón fue una falla eléctrica.

Tía Juana está por debajo del nivel del lago de Maracaibo, y todo el sistema de drenajes son llevados al lago mediante una red de bombas al final de los cauces.

Deja un comentario