Icono del sitio Primera Edición COL

Un trujillano murió tratando de pasar el río Bravo

Un ciudadano venezolano, proveniente de Trujillo, murió cruzando el río Bravo para llegar a los Estados Unidos.

Quedó identificado como Eduar Antonio Leal Hernández, de 26 años. Deja una esposa y una niña de un año y siete meses.

Jaimar Oviedo, tiene tan solo 20 años, es oriunda del estado  Mérida y conoció a Eduar Antonio Leal Hernández, hace tres años en Ecuador.

Él era de Trujillo, había llegado antes que ella y el emigrar les sirvió para conocerse en tierras ajenas y posteriormente tener una niña.

El deseo de querer buscar una vida mejor para su familia y «llegar un poco más allá» como cuenta su viuda, le hizo tomar la decisión de aventurarse hacia el sueño americano.

En Estados Unidos no tenía nada seguro, solo estaba su hermana, que le ofreció alojo.

Pero al tratar de concretar su sueño, el mortal río Bravo le truncó sus planes.

Eduar Antonio Leal Hernández, era oriundo de un sector llamado Carache, estado Trujillo, donde era dueño junto a su tío de un puesto de verduras en el mercado del pueblo.

Eduar tomó la decisión de emigrar por segunda vez, desde Ecuador el 1 de junio de 2022, hacia Estados Unidos. El trayecto escogido sería por tierra.

Según Jaimar, alguien del grupo decidió irse por la «Selva del Darién», donde duraron internados siete días.

De ahí en adelante siguió a Panamá, logró seguir en carro haciendo transbordo en cada país», dijo.

Leal pasó por Panamá, Costa Rica, Salvador, Honduras, Guatemala y así finalmente llegó a México dónde perdió la vida.

Salir de la versión móvil