Icono del sitio Primera Edición COL

Rectora Judith Aular: “LUZ reabrió sus puertas hace 75 años para no cerrarlas jamás” 

Con varias actividades la Universidad del Zulia celebró 75 años de su reapertura, destacando la importante trayectoria institucional, caracterizada por innegables aportes científicos, académicos y culturales, así como de vinculación con todos los sectores de su entorno.
Los actos iniciaron con una ofrenda floral ante la estatua pedestre del Dr. Jesús Enrique Lossada, padre de la Reapertura de LUZ, seguido de una misa de acción de gracias y la entrega de reconocimientos al personal que en estos momentos de cambios y transformaciones sociales ha servido a esta máxima casa de estudios, con elevadas condiciones morales y cívicas, mostrando compromiso ético, identificación y alto sentido de pertenencia hacia los intereses institucionales.
La misa y la entrega de reconocimientos, realizadas en el Auditorio «Dr. Antonio Borjas Romero» de la Facultad de Medicina, contaron con la participación de los miembros de la comunidad universitaria, así como de las autoridades rectorales y decanales.
La Dra. Judith Aular de Durán, rectora de la LUZ, durante su discurso señaló que “los herederos de la universidad lossadiana estamos obligados a enfrentar la crisis como un desafío para evolucionar y no para estancarnos. Cada uno, somos un bastión de esas luchas acumuladas que han hecho de LUZ, ese faro que se mantiene encendido con fuerza para seguir alumbrando el camino de miles de jóvenes ansiosos de adquirir nuevos conocimientos y superarse».
La autoridad rectoral también expresó que LUZ reabrió sus puertas para no cerrarlas jamás y «aunque hoy, atravesamos por un momento histórico que nos ha obligado a reinventarnos, a replantear los modelos educativos, a buscar soluciones, seguimos de pie y enaltecemos aquella frase que nos dejó Lossada: después de las nubes, el sol», recalcó Aular de Durán.
Por su parte el decano del Núcleo LUZ-COL, Dr. Calixto Hernández, dijo que esta es una fecha trascendental en el devenir histórico de la región y el país, porque marcó un hito al encender de nuevo la llama de los saberes, la esperanza y el progreso, con el brillo refulgente que palpita en los corazones de sus autoridades, profesores, empleados, obreros, estudiantes y egresados, quienes representan el fruto de ese resplandor que nos ilumina y que dejó atrás 46 años de oscuridad.
“LUZ seguirá encendida para iluminarnos, para guiarnos en el transitar por la senda de la vanguardia y el futuro promisorio, sin temor a las amenazas de tormentas, porque siempre después de las nubes, brilla el sol.
Nota de Prensa
Salir de la versión móvil