Icono del sitio Primera Edición COL

Rappi es la empresa que más emplea venezolanos en Colombia

De acuerdo a un estudio, la empresa de servicios colombiana Rappi, es una de las que más emplea a la población venezolana en el país.

Un 57 % de la fuerza laboral son venezolanos, mientras que un 41 % son colombianos y el porcentaje restante son colombo venezolanos.

Esto es posible ya que mucha de esta fuerza laboral es joven, no cuenta con estudios, ni experiencia certificada o referencias laborales. De lo contrario, como apuestan muchos, que piden una mayor regulación a la aplicación, sería imposible y sumamente costoso dar trabajo a los migrantes que llegan al país.

Según el informe, que será presentado por el Observatorio Laboral de la Universidad del Rosario, centenas de “rappitenderos» han elegido al «unicornio» colombiano para prestar sus servicios laborales. Entendiendo que los domiciliarios que trabajan a través de la plataforma digital de Rappi son conocidos como «rappitenderos».

Entre los hallazgos que coinciden precisamente con un estudio del Departamento Administrativo Nacional de Estadistica (DANE),  sobre el número de horas trabajadas, los venezolanos trabajarían mucho más si se compara con los colombianos, llevando a cabo la misma labor.

El “rappitendero» venezolano estaría trabajando alrededor de 10 y 12 horas, mientras que el colombiano lo haría hasta 8 horas. Asimismo, si se compara frente a los días trabajados, los venezolanos superan a los colombianos. Según la nacionalidad, el 5 % de colombianos trabaja 6 días mientras que el 97 % de venezolanos lo hace hasta por 7 días.

Sin duda el pago de la seguridad social por parte de Rappi ha generado malestar en muchos, incluso en “rappitenderos” que se han unido a protestas apalancados por políticos de izquierda, exigiendo mayores garantías laborales. 

Sin embargo, el modelo de negocio no establece un vinculo laboral directo, pues el “rappitendero» se encarga de entregar al consumidor el pedido hecho a través de la aplicación, no hay un contrato laboral con la compañía, y mucho menos están vinculados formalmente. No tienen horario, ni deben cumplir metas, trabajan cuando quieren y escogen los pedidos que deseen.

Salir de la versión móvil