Opinión. Alirio Figueroa: «El Laberinto Venezolano»

Nuestro país vive momentos difíciles, se encuentra en una especie de laberinto ya que es el único país en el mundo que tiene 2 Presidentes, 2 Asambleas Nacionales y 1 Asamblea Nacional Constituyente; y, hasta el presente, la crisis política, social, económica se agudiza cada día más.

Este laberinto se ha enredado más de lo acostumbrado con juegos inesperados del oficialismo con el resto del mundo. En anterior artículo, exprese la necesidad del régimen de recuperar el control del parlamento al que había denostado para legalizar lo que se está propagandisando como un nuevo paradigma petrolero en nuestro país.

El control del parlamento por parte del oficialismo lo está presionando el gobierno ruso, pero concierne a una tribu multinacional que incluye a 15 empresas, entre ellas la China NPC y la Norteamérica CHEVRON.

Es decir, el alto poder corporativo mundial que no suele detenerse en el orden político de los países en los cuales opera, salvo en lo que se refiere a defender sus intereses. Lo anterior, es opinión de analistas mundiales petroleros, que también expresan que esa urgencia de legalidad parlamentaria está en el trasfondo de la instauración a los golpes de un falso disidente al frente de la asamblea nacional, como lo es el diputado Luis Parra, con la finalidad de desplazar al líder opositor y llamado presidente interino Juan Guaidó.

Hay que tomar en cuenta, que hasta ahora, las otras potencias opuestas a los Estados Unidos de América, como lo son Rusia y China, así como otros países del continente asiático y africano no han reconocido a Guaidó como Presidente interino. En este orden de ideas, conviene destacar que el Presidente Nicolás Maduro en una extensa entrevista con The Washington Post, planteo su interés en abrir un diálogo directo con el Presidente de los Estados Unidos Donald Trump.

En ese reportaje, Nicolás Maduro marco su desconcierto envidioso porque Donald Trump corteja al dictador de Corea del Norte, Kim Jon, y, en cambio no toma muy en cuenta lo que maduro expresa a un posible entendimiento con los Estado Unidos de América.

Conviene tener presente que existe una especie de batalla de dominio entre los Estados Unidos y la dupla de Rusia y China sobre Venezuela, que en los últimos años se ha venido convirtiendo en una especie de patio trasero de Rusia y no de los Estados Unidos. Lo más significativo del dialogo de Maduro con el diario norteamericano, se reflejó en una propuesta de negocios con los que el líder del chavismo intenta refundar la relación con la potencia norteamericana a la que hasta ahora ha culpado de toda la crisis económica en que se encuentra Venezuela.

En palabras del periodista que hizo la entrevista, Nicolás Maduro sugirió que una bonanza podría estar esperando a compañías petroleras estadounidenses si le levantas las sanciones y se reanudan las relaciones diplomáticas. Esto no es realmente una oferta totalmente temeraria, ya que se produce en momentos de una recuperación del mercado petrolero mundial con alzas de 34,50% el pasado año, según la web oil – price.com que publico un análisis de título elocuente: “El fin de una década oscura para los energéticos”.

La permanencia de la multinacional norteamericana CHEVRON en Venezuela, es algo significativo, porque el gobierno de los Estados Unidos cada 3 meses le prorroga el permiso de permanecer en el país.

Maduro, en esa entrevista insistió que no hablara de elecciones con Trump y menos de dejar el poder. Falta ver si el gobierno norteamericano acepta esa propuesta.

En fin, esperemos que sucederá los próximos meses y sobre todo cuando el otro Presidente como lo es Guaidó, regrese al país después de haber realizado una extensa gira por varios países europeos.

POR: DR. ALIRIO FIGUEROA ZAVALA.

Individuo de número de la Academia de Ciencias Jurídicas del Estado Zulia.

alanfisa@hotmail.com

Deja un comentario