Magallanes se llevó «zapatero» y «paliza» en Maracaibo

Mario Sánchez limitó a dos hits a Navegantes del Magallanes en siete entradas y la toletería de Águilas del Zulia conectó 13 imparables para imponerse por blanqueo de 9-0, la noche de este martes, 06 de diciembre, en el Estadio Luis Aparicio “El Grande” de Maracaibo.

Sánchez mejoró su efectividad a 1.32 en la temporada, lo cual le permite comandar ese renglón en la liga.

Así mismo pudo emparejar su marca en 2-2. Mientras tanto, Zulia quedó con marca de 17-21 en el quinto lugar de la clasificación, a solo juego y medio del cuarto lugar, controlado por el propio Magallanes con registro de 19-20. Águilas rompió así cadena de dos derrotas en la vuelta a su nido, tras una semana de ausencia. El navío perdió cadena de tres victorias, en este desafío que tuvo duración de 3 horas 02 minutos y que fue contemplado por 1.008 aficionados.

Fue la segunda gran actuación del abridor aguilucho contra Magallanes en la campaña. El pasado viernes 18 de noviembre, en ocasión del tradicional Juego de La Chinita, dejó en blanco a la Nave al cabo de 5.0 innings, en los cuales aisló tres hits, concedió un boleto y ponchó a siete. En suma, ha amarrado en corto a los filibusteros a lo largo de 12 innings, en las dos presentaciones que ha tenido contra ellos.

Este martes, Mario recibió dos imparables en el quinto acto, al cual llegó con juego perfecto. Alberth Martínez sonó el primero y Daniel Mayora el segundo. En el octavo, ante el novato José Dávila -quien se estrenaba en la LVBP- Magallanes consiguió su tercer y último imparable de la noche, en el madero de Alberto González. Pese a ello, el joven Dávila debutó con un trabajo de cero anotaciones. En el noveno, Giussepe Velásquez imitaría el ejemplo para consolidar la blanqueada, en trabajo de vía expedita. La buena actuación de Dávila y Velásquez, representa un bálsamo para el socorrido cuerpo de bomberos de Águilas, cuyos principales elementos recibieron inesperado día extra de descanso. 

En el juego hubo un solo error al campo y el mismo fue para Magallanes, pecado que tuvo incidencia en la primera anotación de los rapaces.

Wikleman Ramírez (0-1) se encargó de la apertura por Magallanes y cargó con el revés. Fue auxiliado por cuatro compañeros desde el bullpen. Uno de esos apagafuegos fue Bruce Rondón, que ya libre de la responsabilidad de ser cerrador, fue convocado por el mánager Yadier Molina para trabajar en el sexto inning, capítulo en el cual no aceptó carreras.

Las figuras ofensivas de los vencedores fueron sus dos primeros bateadores: Alí Castillo de 5-3 con dos remolcadas y una anotada, y Álex Romero de 4-2 con dos pisadas al plato y trío de fletes.

Zulia abrió 1-0 la pizarra en el cierre del primer inning contra el iniciador Ramírez. Luego de un out, Álex Romero se embasó por error en fildeo del camarero Rayder Ascanio, pifia que permitió a Romero correrse hasta la intermedia. Amparado en sencillo de Ángel Reyes al centro, se desplazó hasta el plato.

Cuadrangular de Niko Hulsizer por el jardín izquierdo, puso la pizarra 2-0 en la parte baja del segundo.

En la conclusión del quinto, Águilas volvió al ataque ante Ramírez para escaparse 5-0. Hulsizer empezó con sencillo al centro y Carlos Herrera la rodó por el medio, conexión que Ramírez desvió hacia la segunda base para acreditarse infield hit. Bryant Flete se sacrificó por el montículo y José Martínez entró a relevar a Ramírez con corredores en posición anotadora. Alí Castillo remolcó a ambos compañeros al soltar imparable a la derecha De inmediato robaría la intermedia y Álex Romero respondería con hit a la derecha para fletar a Castillo con la tercera del ramillete.

La séptima ofensiva zuliana, también se tradujo en tres anotaciones. Bryant Flete comenzó con triple a la izquierda para recibir a Henderson Álvarez. Con un bateador fuera, Álex Romero sonó sencillo a la misma banda para empujar a Flete. Ángel Reyes tomó boleto y Héctor Sánchez avanzó a los corredores para colocar hombres en posición anotadora. Boleto a Jesús Chirinos congestionó las almohadillas y José Godoy coronó el rally con sencillo al centro para fletar a Romero y Reyes para hinchar la diferencia a 8-0.

El definitivo 9-0 llegó en la parte baja del octavo frente a Jalen Miller. Carlos Herrera se embasó por infield hit por la lomita. Alí Castillo despachó imparable al centro para mudar a Herrera a la antesala para que anotara posteriormente con elevado de sacrificio de Álex Romero por el mismo feudo.

Deja un comentario