Icono del sitio Primera Edición COL

Joe Biden firma el paquete de leyes para la Reducción de la Inflación

El presidente estadounidense Joe Biden firmó el martes una iniciativa de ley sin precedentes impulsada por los demócratas en materia de cambio climático y atención médica.

La ley atiende «una reducida agenda nacional, en momentos en que busca fortalecer la posición de su partido entre los votantes a menos de tres meses de las elecciones intermedias»

«No se trata solo del hoy, se trata del mañana. Se trata de brindar progreso y prosperidad a las familias estadounidenses, de mostrar a los estadounidenses que la democracia todavía funciona en Estados Unidos, a pesar de todo lo que se habla de su desaparición», apuntó Biden en un acto en la Casa Blanca.

La ley incluye la mayor inversión federal en la historia para combatir el cambio climático, unos 375.000 millones en una década, y limitaría los costos de los medicamentos por receta a 2.000 dólares anuales para los beneficiarios del programa Medicare. Ayudaría además a unos 13 millones de personas en el país a pagar por seguros médicos al extender los subsidios otorgados durante la pandemia de coronavirus.

«Del Plan de Rescate Estadounidense a una ley de infraestructura única en una generación. Desde las leyes de seguridad de armas y atención médica para veteranos más significativas en décadas hasta las innovadoras CHIPS y la Ley de Ciencias y la histórica Ley de Reducción de la Inflación. Estamos haciendo el trabajo.», dijo Biden.

La medida es financiada con nuevos impuestos a las grandes compañías y una mayor atención del Servicio Interno de Impuestos (IRS) en el cumplimiento de obligaciones fiscales de individuos y entidades acaudalados, donde los fondos adicionales se destinarían a reducir el déficit federal.

En una ceremonia con tono triunfal en la Casa Blanca, Biden apuntó a la nueva ley como evidencia de que la democracia, sin importar lo largo y complicado del proceso, aún puede cumplir objetivos para los votantes en Estados Unidos y puso a prueba una frase que muy probablemente repetirá este otoño de cara a los comicios de mitad de mandato: “El pueblo estadounidense ganó y los intereses especiales perdieron”.

Salir de la versión móvil