Icono del sitio Primera Edición COL

FIFA: Partido Brasil-Argentina suspendido deberá jugarse

La FIFA dio a conocer su veredicto sobre el Brasil-Argentina suspendido durante las Eliminatorias Sudamericanas.

El máximo ente del fútbol confirmó que el partido se deberá disputar a pesar de las apelaciones presentadas por ambas selecciones durante las últimas semanas.

El máximo organismo había advertido semanas atrás que el choque se iba a celebrar en una sede a definir el próximo 22 de septiembre.

Al mismo tiempo, invitó a la Confederación Brasileña de Fútbol que a “informar los detalles del partido (sede, estadio y horario)” con fecha límite al 22 de junio.

Ambos países realizaron apelar esta determinación inicial, pero la FIFA volvió a confirmar que deberán repetir el encuentro tras analizar estos pedidos.

El documento inicial de la FIFA se dio a conocer el pasado 14 de febrero cuando decretó que el clásico sudamericano correspondiente a la 6ª fecha de las Eliminatorias debía volver a disputarse tras ser suspendido a pocos minutos del inicio por la irrupción de las autoridades sanitaras del país anfitrión al alegar que había jugadores de Argentina que habían ingresado a Brasil sin la autorización correspondiente vinculada a las exigencias por la pandemia de coronavirus.

Al mismo tiempo, le impuso una suspensión de dos partidos a los cuatro futbolistas argentinos acusados de no respetar los protocolos de ingreso a Brasil: Emiliano BuendíaEmiliano MartínezGiovani Lo Celso y Cristian Romero no pudieron disputas las últimas dos jornadas de Eliminatorias con la Selección de Lional Scaloni.

Si bien el dictamen que dio a conocer durante las últimas horas sostuvo la obligación de jugar este encuentro pendiente, sí hubo una reducción en las penas económicas. 

Brasil deberá pagar 250.000 francos suizos (unos 251.000 dólares) por “infracciones relacionadas con el orden y la seguridad”, cuando inicialmente debía abonar alrededor de 540.000 dólares. 

Argentina, por su lado, tendrá que desembolsar unos 100.000 dólares por “incumplimiento de sus obligaciones en relación con la preparación y participación en el partido”, cuando inicialmente la multa era de unos 200.000 dólares.

Ambos países también tendrán un castigo económico extra de 50.000 dólares.

Salir de la versión móvil