Icono del sitio Primera Edición COL

España. Barcelona vivió otra noche violenta

Barcelona vivió ayer su quinta noche consecutiva de disturbios. Los enfrentamientos se extendieron a otras zonas con intensidad y con mucha violencia de los manifestantes.

Más allá del rechazo a la sentencia emitida por el Tribunal Supremo contra los líderes del procés, los jóvenes pusieron en el centro de la diana a los policías. 

Miles de jóvenes se enfrentaron con gran violencia y durante horas a la policía. Los violentos cercaron la sede central de la Policía Nacional, donde arrojaron objetos, levantaron barricadas e incendiaron contenedores. 

Al anochecer, la protesta se trasladó al centro, donde los Mossos emplearon una tanqueta con cañón de agua. Al menos tres policías resultaron heridos.

Este viernes la violencia llegó a su punto álgido con la quinta jornada consecutiva de incidentes. Durante siete horas, miles de jóvenes cercaron la Jefatura Superior del Cuerpo Nacional de Policía.

Las acciones se extendieron por el corazón de Barcelona. Los disturbios han dejado un reguero de heridos (182 en Cataluña, 152 de ellos en Barcelona), 83 detenidos y destrozos. Al menos tres agentes, además, resultaron heridos al ser alcanzados por el impacto de objetos.

El País

Salir de la versión móvil