Icono del sitio Primera Edición COL

En los últimos días: Tres muertos por condiciones de salud en centros de reclusión de Lara y Caracas

Tres reos han muerto en centros de reclusión de Caracas y Lara por complicaciones de salud dadas las malas condiciones sanitarias.

Un hombre que estaba privado de libertad en la Comunidad Penitenciaria Fénix del estado Lara, murió tras haber estado seis años preso sin sentencia.

Es el séptimo reo fallecido en este recinto en lo que va de 2022, informó este miércoles la ONG Una Ventana a la Libertad.

La organización aseguró, en un comunicado, que «las causas de las muertes son las mismas que se vienen registrando desde 2017 y que, con el pasar de los años, han cobrado más víctimas: insuficiencia respiratoria, desnutrición y tuberculosis».

Pablo Gerardo Cárdenas, era paciente oncológico de 51 años, quien murió este martes en un hospital de Lara a donde fue trasladado desde la prisión, donde permanecía detenido por estar, presuntamente, vinculado con una narcoavioneta retenida por las autoridades de República Dominicana en marzo de 2016.

Mientras que, en Caracas, dos hombres que estaban privados de la libertad en centros de detención preventiva fallecieron presuntamente por tuberculosis, informaron este martes dos organizaciones no gubernamentales dedicadas a defender a la población carcelaria.

«Dos reclusos murieron en Caracas en las últimas horas. Los internos murieron por presunta tuberculosis», indicó en Twitter la ONG Una Ventana a la Libertad.

José Ramón Rodríguez (22 años) y Efraín Martínez (60 años) fallecieron por presunta tuberculosis dentro de los calabozos del Comando Policial de Boleíta, mejor conocido como Zona 7, en Caracas.

Las víctimas al parecer no recibieron atención médica oportuna.

El hacinamiento en los centros de detención preventiva de Venezuela, en los que se han denunciado numerosos casos de tuberculosis, supera 50% según estimaciones de las mismas organizaciones.

Salir de la versión móvil