Icono del sitio Primera Edición COL

Cruzar o morir en el intento: El drama de dos jóvenes, uno zuliano, que quisieron atravesar el Río Bravo

En los primeros días de septiembre, autoridades migratorias en la frontera entre México y Estados Unidos, informaban que varios ciudadanos habían fallecido ahogados al tratar de ingresar de manera irregular a los Estados Unidos por el Rio Bravo, se indicaba que eran 8 las víctimas.

El portal 1800migrante.com confirmó la identidad de dos jóvenes venezolanos que fallecieron por ahogamiento, estos son: Walter González Piña de 21 años y Exleiker González de 26 años.

Exleiker era zuliano, vivió en Colombia en los últimos años antes de emprender viaje hacia Estados Unidos. Mientras que Walter era de Barquisimeto.

Ambos venezolanos, salieron con destinos diferentes, pero con un sueño en común, en un video que ha hecho circular la menciona organización se puede apreciar a los jóvenes cruzando el rio Bravo con el agua hasta el pecho, Exleiker decía con júblio “…lo logramos papá…” sin saber que esas serían probablemente sus últimas palabras.

Se puede apreciar a un tercer hombre que estaba delante de ellos y cruzaba el río, fue éste quién llamó a Guady González, padre de Walter para dar la mala noticia. “…el muchacho que iba adelante, cuando llegó a la orilla, volteó y no los miró…(dijo) que duró casi una hora buscándolos y no los encontró, luego se entregó a Migración e informó a las autoridades y estos salieron a buscarlos, pero tampoco encontraron nada” indicaba el padre del jóven.

Walter venía a reencontrarse con sus padres que viven en Texas, estuvieron en contacto cada día del trayecto y nunca imaginaron que al mismo final del camino ocurriría la desgracia, cuando se supo de que varios ciudadanos se habían ahogado y su hijo ya no se comunicaba, se preocupó y el padre contactó a 1800migrante.com para que le ayuden a buscar a su hijo, esta organización le dió varias recomendaciones y encontró su cuerpo en la morgue de El Paso Medical Center, lo cremaron y le entregaron sus cenizas, profundamente consternado indicó “Es mejor morirse uno y no ver a un hijo muerto”

Mientras tanto en Medellín, Colombia; Andreina Martínez, madre de Exleiker González, se lamentaba de lo sucedido con su hijo y manifestaba profunda preocupación por el futuro incierto de sus nietos

Exleiker, era originario de Maracaibo, un refugiado Venezolano que vivía en Colombia por los últimos 6 años, barbero de oficio no le alcanzaba sus ingresos para mantener a sus tres hijos menores, sus edades oscilan entre, 8 y 3 años, así como y un bebé de meses, la desesperación y la ola migratoria que arrastra a la región, provocó que tomara la decisión de irse a Estados Unidos a cualquier costo

Su viaje fue mas tortuoso, cruzó el estrecho del Darién, avanzó por Centro América, llegó hasta Piedras Negras en México, para cruzar la frontera, “Conoció a Walter en el camino y él ayudó mucho a mi hijo” indicaba la afligida madre.

A él lo enterraron lejos de su familia, no hubo repatriación, no existen los recursos económicos tampoco para hacerlo.

Salir de la versión móvil