Chile: Venezolano víctima de xenofobia cuenta su historia

Darwin Reyes es el venezolano que fue víctima del ataque xenófobo en Chile y relató cómo sucedieron los hechos en conversación con el medio chileno T13.

«A mí me da algunas patadas y luego me tira un golpe», fueron parte de sus declaraciones.

Darwin Reyes, uno de los dos trabajadores venezolanos agredidos en un ataque xenófobo ocurrido en una tienda Oxxo este domingo, habló en exclusiva con T13 y contó cómo sucedieron los hechos. 

 El suceso ocurrió cuando un hombre intentó entrar a un local ubicado en Ñuñoa en compañía de su mascota, algo que estaba prohibido. 

Thank you for watching

El trabajador relató que tras explicarle que no podía ingresar al recinto con el animal, el sujeto «comenzó a insultarme. Venezolano de, venezolano de todo, venezolano de aquello».

Luego, Darwin Reyes le pidió de manera cordial que se retirara del lugar ya que estaban trabajando, a lo que el hombre le respondió «la próxima vez que venga con mi perra y tu me digas ‘no te voy a atender’, ahí sí te voy a sacar la conc… venezolano cu…. ¿Me escuchaste?».

La víctima contó que en medio de la discusión va en su contra y le cae a patadas. «A mí me da algunas patadas y luego me tira un golpe».

«Despatriado cu… Estás en mi país y aquí nosotros mandamos, no ustedes. Devuélvete, la con… Mírame a los ojos, hijo de pu.. (…) eres un amarico…, si fueras hombre estaríamos peleando afuera​», volvió a insultarle el sujeto.

«Monos de mier…, ustedes deberían estar comiendo plátanos en los árboles», añadió el agresor. 

Ante la agresión, Emilia Ríos, alcalde de Ñuñoa, afirmó que «hemos puesto a disposición nuestra oficina de inmigrantes para apoyar y transmitir un mensaje de que no aceptamos xenofobia en Ñuñoa y en ninguna parte de nuestro país». 

Tras hacerse viral este episodio, en diálogo con T13, Carlos, el agresor, comentó que regresó al local para pedirle disculpas a Darwin por lo sucedido. 

«El domingo tuve un día muy malo en términos personales, he tenido situaciones bien complejas en el último tiempo y ese día me excedí en las copas, tomé más de la cuenta», contó. 

«Vine a comprar con mi perra, había un cartel y ni siquiera me di cuenta que no se podía ingresar con mascotas, como estaba bien pasado de copas, me excedí en la reacción, desubicada. No hay palabras para describirlas. Yo ni siquiera me acuerdo de eso», agregó.

En ese sentido, sostuvo que «vine a pedirle disculpas al joven de acá por cómo lo había tratado, porque no corresponde bajo ninguna circunstancia. La verdad es que no tengo palabras para decir la tontera que hice».

El venezolano finalizó su entrevista manifestando que «es mucha la impotencia que me generó este hecho. El querer salir de aquí, irme del país, estar con mi familia. De hecho, fue lo primero que le dije a mi compañero, que me voy».

Deja un comentario