Alarma total en Florida por huracán Ian

El huracán tropical tocó tierra cerca de Cayo Costa, en Florida, Estados Unidos. La velocidad de más de 240 kilómetros por hora a la que llegó lo sitúa al límite de la categoría 5. Tas su paso por Cuba, dejó dos muertos.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden habló el miércoles con el alcalde de Fort Myers, Kevin Anderson, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

Biden y Anderson «discutieron las necesidades actuales de Fort Myers, incluido el apoyo a los miembros mayores de la comunidad, las familias que viven en casas móviles y otros miembros de la comunidad que son particularmente vulnerables a los impactos de la tormenta», según una lectura de la llamada proporcionada por la Casa Blanca.

El presidente también trató de comunicarse con los alcaldes de Cape Coral, Sarasota y el presidente del condado de Charlotte, pero no pudo comunicarse con ellos.

La ciudad de Naples, en el condado Collier, ya había declarado toque de queda indefinido. Ahora se instala el toque de queda para todo el condado. Este entró en vigencia de inmediato y permanecerá vigente hasta nuevo aviso.

“El propósito del toque de queda es proteger la seguridad de los ciudadanos del condado de Collier y sus propiedades mientras comienzan el proceso de recuperación de los efectos del huracán Ian”, comunicó por Facebook la Oficina del Alguacil de Collier County. El mismo, no aplica a los socorristas, empleados de centros de atención médica, personal crítico para empresas que brindan servicios esenciales o aquellos que buscan asistencia médica.

La Oficina del Alguacil también comunicó que hay personas atrapadas por el agua en sus hogares. “Aquí hay noticias duras que se necesitan saber. No nos estamos conteniendo: estamos en modo de clasificación de llamadas. Estamos recibiendo un número significativo de llamadas de personas atrapadas por el agua en sus casas”, dijo el comunicado.


El sistema 911 de llamadas de emergencia del condado Lee colapsó y las llamadas están siendo enviadas al alguacil del condado Collier.

Hay informes de personas con emergencias médicas que amenazan la vida en aguas profundas. Esas personas serán priorizadas. El resto tendrá que esperar, “posiblemente hasta que el agua retroceda”, comunicó la Oficina del Alguacil.

“Todavía es una situación muy peligrosa”, advirtió Ron DeSantis, gobernador de Florida, para indicar que ni el riesgo mayor terminó cuando el huracán Ian tocó tierra ni se limitará a la costa oeste de la Florida. “Habrá daños en todo el estado. Creo que puede llegar a ser categoría 5, pero en principio es una fuerte categoría 4″.

Subrayó que los residentes que no estén en la zona de desastre no tienen que bajar la guardia: “Quienes estén en otros lugares tienen que estar preparados. Va a haber vientos huracanados en el centro del estado y anticipamos graves inundaciones en el noreste”.

Nombró algunos de los lugares de la costa atlántica que acaban de dar órdenes de evacuación, entre ellos la ciudad más antigua de los Estados Unidos, St. Augustine, y las instalaciones de la NASA. “Estos sitios están a cientos y cientos de millas del lugar del impacto de Ian, y sin embargo tienen que evacuar”, ilustró.

El republicano agregó que a las 6 de la tarde del miércoles 28 había 1.1 millón de hogares sin luz. “Esa cifra va a crecer”, dijo. “Vamos a ver más apagones a medida que la tormenta avance hacia el Atlántico”.

Pidió que la población no interrumpiera el camino de los equipos de emergencia, que “ingresarán a las áreas afectadas apenas sea seguro hacerlo”. No antes, enfatizó: “Sabemos que hay personas en zonas de alto riesgo que no evacuaron”, observó. “Algunos ya llamaron, y se está haciendo una lista y se los auxiliará”.

Para reparar las instalaciones de electricidad y otros servicios esperan ya listas 42.000 personas. En cuanto a “los robustos esfuerzos de rescate”, que tampoco comenzarán hasta que lo peor de la tormenta haya pasado, el estado puso a disposición de los condados 250 aviones, 300 embarcaciones y numeroso personal en automóviles aptos para manejar en condiciones adversas.

Las autoridades de Estados Unidos rescataron este miércoles a tres migrantes cubanos cuando buscaban a más de 20 desaparecidos en un naufragio ocurrido en los Cayos de Florida en medio de la emergencia por el huracán Ian, informó la Guardia Costera.

Deja un comentario