Jugador Salvador Pérez donará manto para la Virgen de Chinquinquirá

La bendición de los mantos en honor a Nuestra Señora del Rosario Virgen de Chiquinquirá se realizará el próximo sábado 16 de octubre, en la Basílica ubicada en el Casco Central.

La coordinadora de los ornamentos y de los mantos, Sandra Dávila, dio a conocer la fecha del acto donde esos elementos recibirán la bendición de la Iglesia.

Uno de los mantos, el de la Bajada, representa a quienes han partido de este mundo por el Covid-19 y a quienes han logrado superar la enfermedad.

En concreto va a estar dedicado a uno de los motivos que honran las fiestas patronales, como es orar por los hermanos que se han ido a causa del Covid y dar gracias a Dios y a la virgen por los que han sobrevivido”, añadió el párroco rector de la Basílica de Chiquinquirá, presbítero Nedward Andrade, al señalar además que cada manto ‘es una catequesis viva’.

Este manto inicialmente era diseñado por Juan Carlos Villasmil, quien falleció recientemente, y luego su familia y vecinos continuaron con la confecciónSerá donado por el grandeliga venezolano de los Reales de Kansas City, Salvador Pérez, señaló Dávila.

Está el manto de la Virgen, elaborado y donado por la diseñadora Miriam Rodríguez, quien había padecido de Covid-19, incluso estuvo intubada, y superó la enfermedad. Este manto hace alusión a la familia chiquinquireña, refirió la coordinadora de ornamentos.

Figura además el manto de las Fiestas Patronales, diseñado por Marichi González y donado por su familia. Habla del anuncio de la virgen de las festividades, para que la feligresía se una en oración como una familia.

Y el manto de la Aurora, a cargo de Dixon Áñez y familia. Se refiere a la unión familiar, a las familias separadas, por la pandemia o por la migración, la espera de esos familiares con los brazos abiertos cuando retornen.

Asimismo, otros dos mantos, pequeños, serán diseñados y donados por Amenaida de Lamboglia. Uno representa el logo de las fiestas patronales y otro el de la virgen y familias que caminan por un río, cuando parten del país.

Cada de estos dos últimos mantos tiene más de 50 mil cristales, dijo Dávila.

 

Deja un comentario