«Wayuu». Uno de los adolescentes venezolano ajusticiado en Colombia era de Maracaibo

Los familiares de uno de los adolescentes ajusticiados en el municipio de Tibú, arribaron a la ciudad de Cúcuta procedentes de Venezuela para reclamar los cuerpos. Uno de los jóvenes al parecer era procedente de Maracaibo.

Ha trascendido que se trata de una familia de la etnia wayuu víctimas del conflicto donde uno de sus integrantes muere en medio de esta aberrante práctica de grupos armados y civiles.

Los familiares identificados como la tía y el hermano del niño venezolano de 15 años asesinado en Tibú luego de ser acusado de ser ladrón, se acercaron a Medicina Legal para reclamar el cuerpo del menor, Alexander José Fernández Rodríguez. 

Según se conoció, en medios colombianos, será llevado para Maracaibo, donde es esperado por sus familiares Wayuu para realizarle las exequias en su país natal. Por el momento, aún se desconoce la identidad del otro joven, que no ha sido reclamado por sus familiares.

Las autoridades han logrado encontrar dentro del pantalón del menor de edad, su identidad y le han transmitido tímidamente a quienes los han entrevistado que el joven llego desde Venezuela buscando supervivencia y poder enviar dinero a sus padres.

También se conoció que estuvieron trabajando en fincas de la región y que hace dos semanas se encontraba en el casco urbano con la persona que fue encontrado al interior del almacén donde presuntamente cometieron el hurto.

Los dos jóvenes venezolanos- entre los que se cuenta el menor de tan solo 12 años de edad, zuliano, fueron asesinados en Tibú, en el departamento colombiano del Norte de Santander.

Al parecer, ambos chicos intentaron hurtar prendas de un comercio de venta de ropa, pero fueron tomados en recaudo por miembros de la comunidad y sometidos a una paliza.

La Dirección Nacional de la Policía ordenó al comandante de la policía metropolitana de Cúcuta, general Oscar Moreno, ponerse al frente de la delicada situación que se presentó en el municipio de Tibú luego del doble homicidio de dos ciudadanos venezolanos, uno de ellos menor de edad.

Sus familiares advirtieron que el joven había planeado reunirse con un hermano que llegaría desde Maracaibo, pero esto no lo logró, fue asesinado por desconocidos que se lo llevaron del casco urbano después de ser señalado, estigmatizado y asesinado.

 

 

Deja un comentario