Papeles de Pandora reiteran red de corrupción relacionada con exfuncionarios de PDVSA

Según el diario El País de España, el bufete Alcogal creó y legalizó por lo menos 51 de las 78 shell companies que sirvieron de vehículo para el blanqueo de hasta 2.000 millones de dólares en pagos de sobornos y comisiones para funcionarios venezolano originados en la Banca Privada de Andorra.

En la alianza colaborativa por Venezuela participó el medio Armando.Info, y se establece que hubo una participación activa en la suscripción de contratos por servicios ficticios; luego, cuando el escándalo estalló, de mala gana se desligó de los negocios con clientes riesgosos como Luis Mariano Rodríguez, Diego Salazar o Nervis Villalobos.

Cientos de documentos contenidos en la filtración revelan que el bufete panameño Alemán, Cordero, Galindo & Lee (Alcogal), uno de los más importante del país istmeño, fue en realidad, más que un mero prestador de servicios, un partícipe activo en la trama, principalmente para la creación de las empresas que una sucursal en Panamá de BPA, BPA Serveis, solicitaba abrir para asignar a los receptores de pagos irregulares.

BPA Serveis, que hacía las veces de brazo captador de clientes en el continente americano, llegó a abrir en 2006 una oficina en Caracas, en una de las torres de oficinas del Centro Ciudad Comercial Tamanaco en Chuao, en el sureste de la capital venezolana.

El uso de estas sociedades es cada vez más frecuente entre venezolanos, según las revelaciones de los Papeles de Pandora, pues Venezuela se encuentra en el séptimo lugar de los países con más nacionales que han registrado empresas en paraísos fiscales entre los agentes de servicios offshore comprendidos en la filtración. El listado lo encabeza Rusia.

Deja un comentario