La Virgen del Rosario de Aránzazu bajó de su nicho en  medio de cantos y oraciones del pueblo de Santa Rita

 

En horas de la noche de este 1 de octubre se celebró la bajada de su nicho del retablo de la santa imagen de la  Virgen del Rosario de Aránzazu y de este modo reencontrarse con el pueblo de Santa Rita en la Costa Oriental del Lago.

Una vez culminada la Santa Misa  presidida por los  presbísteros , Luberto Ríos, Jorge Duque, Argenis Segovia, Roberto Nava, Irwin Salazar y Juan Villanueva, se procedió a la bajada de la virgen, en medio de un espectáculo lleno de luces multicolores y  de los  aplausos de la feligresía y al ritmo de la agrupación gaitera «Los Rosareños de Aránzazu»  , mientras que el pueblo presente al unísono exclamaban a todo pulmón ¡Viva la Virgen del Rosario, viva el pueblo de Santa Rita!

El templo parroquial bajo las medidas de bioseguridad permitió la entrada  de un selecto número de feligreses entre niños, jóvenes , adultos y ancianos quienes presenciaron desde muy cerca y llenos de fe mariana y de emoción,  ver la imagen de la Madre de Dios en su advocación del Rosario de Aránzazu.

La actividad estuvo encabezada por la primera autoridad municipal, el alcalde Alenis Guerrero, acompañado de su esposa Dorianny de Guerrero y miembros del tren ejecutivo municipal y la representación eclesiástica así como la feligresía que estaba dentro de la iglesia como aquellos que desde afuera lograban apreciar este bello momento de religiosidad.

El alcalde de Santa Rita como petición le solicitó a la virgen es el pronto reencuentro de las familias en el suelo que los vio nacer  y que sobre todo ella interceda ante el creador, por tantas necesidades de mi pueblo.

 

Deja un comentario