Una mujer embarazada fue una de las rescatadas tras secuestro por grupo armado en hotel de México

Al menos 39 personas, 16 mexicanos y 23 extranjeros de Haití, Cuba y Venezuela, fueron rescatados por las autoridades mexicanas. El fiscal general del estado de San Luis Potosí, Federico Garza, explicó que los migrantes se encontraban en el motel Sol y Luna de donde fueron sacados a la fuerza por delincuentes armados.

Las autoridades mexicanas rescataron a 23 extranjeros, en una zona despoblada entre Matehuala y San Luis Potosí, que fueron sometidos por un grupo armado, la madrugada del 14 de septiembre, mientras se encontraban en las habitaciones de un motel llamado Sol y Luna. Entre las víctimas hay venezolanos, cubanos y haitianos, reseñó Crónica Uno.

Garza, informó que en total son 39 personas rescatadas, 16 de nacionalidad mexicana. Entre ellos hay tres menores de edad y cinco mujeres: tres cubanas, una haitiana y una venezolana, con ocho meses de embarazo.

“Esta persona en especial tiene ocho meses de gestación, por lo que inmediatamente se comunicó con Cruz Roja y le proporcionaron el apoyo y la contención necesaria por su embarazo”, dijo el fiscal a través de una nota de prensa.

Entre las víctimas hay 15 hombres, siete de nacionalidad cubana, seis haitianos y dos venezolanos. Tres de los venezolanos rescatados dijeron a las autoridades que llegaron a Ciudad de México por vía aérea y por vía terrestre a San Luis Potosí.

De acuerdo con la información de la Fiscalía, los mexicanos fueron abandonados por el grupo delictivo a las afueras de una tienda. Horas después, por las labores de inteligencia de la Policía de Investigación (PDI), en coordinación con la Guardia Nacional (GN) y Policía Municipal de Matehuala, rescataron a los extranjeros en una comunidad potosina que colinda con el municipio de Doctor Arroyo en Nuevo León.

Se presume que el grupo armado usó tres camionetas para trasladar a las personas que sometieron, con la intención de sacarles información acerca de familiares que viven en Estados Unidos y posteriormente extorsionarlos.

Garza explicó que las 39 personas iban hacia la frontera norte y alegan que tienen familiares en Estados Unidos. Se investiga si alguno de los 16 mexicanos, incluyendo dos trabajadores del motel, guardan relación con el grupo armado ya que pudieran ser informantes o las personas que los conducían hacia el norte.

Deja un comentario