Vecinos de las parroquias de Cabimas respaldan propuestas de Jhonny Briñez como aspirante a Concejal

 

El nombre de Jhonny Briñez ya no solamente se escucha en la radio como locutor de una revista musical,  el mismo se ha ido extendiendo por cada una de las parroquias de Cabimas,  hasta donde ha llevado su mensaje de esperanza, de confianza y Fe , de cosas buenas por llegar y piensa lograr con el apoyo del pueblo que lo respalda como candidato al Concejo Municipal de Cabimas.

Briñez considera que desde la Cámara Municipal puede desarrollar una excelente labor social, con más ahínco y efectividad y que desde hace años viene realizando en beneficio de la colectividad, y que a través de la radio ha logrado cautivar una gran audiencia que lo sigue y apoya en este ejercicio como legislador municipal.

Briñez ha dejado la comodidad de una cabina de locución, para salir a recorrer las calles y palpar de cerca las necesidades y carencias de la gente, “el transitar a diario las calles de Cabimas me ha permitido interactuar y conocer la difícil situación que viven  sus habitantes y esto me ha impulsado a seguir avanzando hasta lograr un curul en la Cámara Municipal, pues desde ahí, podría legislar para aprobar leyes que permitan que la gente a través de servicios públicos eficientes, logren alcanzar calidad de vida”.

Destaca, que su trabajo de hormiguita ya comienza a dar sus frutos, pues en cada parroquia que visita, cada vez más vecinos incluso dirigentes parroquiales le expresan su disposición a apoyarlo, pues están conscientes que desarrollará un buen trabajo desde el Concejo Municipal en beneficio de todos por igual.

Esperanza de Antúnez del sector el Dividivi, Ramona Beltrán del sector Delicias Nuevas, Pedro Acosta del Casco Central,  Lilian Molina del Lucero y Lilibeth de Cedeño del sector R-5 son algunas de las muchas personas que le han manifestado su respaldo, para que logre alcanzar un escaño en el Concejo Municipal de Cabimas, durante el proceso previsto para el venidero 21 de noviembre.

Nota de Prensa

Deja un comentario