Un 08 de septiembre de 1529 fue fundado Los Puertos de Altagracia

En su rivera tranquila, testigo de los navegantes que cursaron las aguas del lago, allí resiste al tiempo y firme como la ciudad histórica que reclama su puesto en un sitial mejor entre las comunidades del occidente de Venezuela, así se mantiene Los Puertos de Altagracia.

La Villa Procera y levítica del Zulia, como también es conocida, fue fundada el 8 de septiembre de 1529 como Villa de Altagracia por el alemán Ambrosio Alfinger, según lo declara oficialmente la academia de la Historia del Estado Zulia.

El Puerto, Paso de Maracaibo y El Paraje, fueron algunos de sus nombres, hasta que la religión se combinó con la actividad comercial del lugar. Es ahí, donde se funda La Villa de Altagracia, hoy, Los Puertos de Altagracia, municipio Miranda del estado Zulia.

Ubicada en la Costa Oriental del Lago y desde su exuberante paisaje y su pedestal de nobleza ha visto transcurrir la vida y sus hechos, a orillas del lago de Maracaibo.

En el año 1600 fue elevada a villa, dándose inicio a la formación de calles, iglesias, escuelas, bodegas, oficina telegráfica y cementerio entre otros lugares.

En 1823, instalado el cuartel general de los patriotas, se llevó a cabo la Batalla Naval del Lago de Maracaibo, que selló la emancipación del gobierno español. En sus tierras se fraguó la idea de libertar Venezuela.

Ha sido cuna de ilustres sacerdotes, connotados maestros, célebres poetas, músicos brillantes, y hombres y mujeres que han luchado en su tierra.

Los Puertos de Altagracia posee un casco central urbano catalogado como Patrimonio Histórico del Zulia, donde se encuentran antiguas casonas de estilo colonial, así como sede de instituciones y museos.

La parroquia Altagracia limita al norte con la Parroquia San José, al este con la Parroquia Ana María Campos, al sur con el Municipio Santa Rita y al oeste con el Lago de Maracaibo en el cuello del Lago.

 

La Parroquia Altagracia se encuentra en el estrecho del lago conocido como el cuello del lago, donde solo hay 8 km hasta Maracaibo.

Hoy, muchas de sus calles lucen solas y con la sombra de la violencia dominando las ganas de progreso. Tampoco tiene las grandes avenidas de su ciudad gemela, Maracaibo, y es por ello que hoy, en una nueva fecha que le recuerda su fundación, reclama por sus derechos.

Sus calles viejas y antiguas edificaciones hacen del casco central un lugar bastante simpático de caminar, además de su costa, fresca y veraniega, bien podría ser un punto de desarrollo turística, del cual se han hecho muchas promesas.

 

Deja un comentario