Siete venezolanos indocumentados escapan de un centro de reclusión de Curazao

A través de un hueco que hicieron en el muro de un centro de reclusión en Curazao,  un grupo de siete venezolanos escaparon del lugar para  para evitar ser deportados a su tierra natal el sábado 4 de septiembre, así lo informó la policía local.

Los venezolanos permanecían detenidos en el complejo conocido como Barak di ilegal, que forma parte del centro de Detención de Curazao (SDKK), dijo la policía en un comunicado, citado por Crónicas del Caribe, reseñó AVN.

Tras este hecho ocurrido este sábado a mediodía, las autoridades activaron un operativo para perseguir a los fugitivos.

Entre los siete fugitivos, se encuentran tres que enviaron una carta al primer ministro de la isla, Gilmar “Pik” Pidas, el pasado mes de julio solicitando su excarcelación luego de 10 meses detenidos.

Tenemos diez meses detenidos por pedir protección a su país. “Le queremos notificar que ya cumplimos con todos los requisitos que el gobierno exige en las leyes “, señala la carta, que nunca fue respondida.

Los venezolanos indocumentados son encerrados junto a presuntos delincuentes en SDKK, denuncia la fundación Human Rights Defense Curaçao (HRDC), puesto que la medida viola el Convenio Europeo de Derechos Humanos y atenta contra la vida de los extranjeros sin papeles.

“Estar encarcelados con presuntos delincuentes, incluidas personas sospechosas de delitos graves, genera problemas de salud para los migrantes que ya están muy traumatizados. Esto se expresa en miedo y desconfianza, problemas psicológicos y la sensación de ser tratado injustamente como un delincuente”, señala la HRDC en un comunicado publicado en mayo.

 

 

Deja un comentario