La FARC y el Tren de Aragua se enfrentan en la frontera

En la frontera de Apure (Venezuela) y Arauca (Colombia) el Frente 10 de las FARC y la banda delictiva Tren de Aragua se han declarado la guerra por el control del tráfico en la zona.

Según señala El Nacional, mantienen una declaración de guerra por el control de la zona que, según testimonio de los lugareños, ya suma tres muertos en las últimas horas, presuntamente todos de nacionalidad venezolana.

El primer asesinato ocurrió este viernes cuando a un hombre lo atacaron a balazos en el municipio colombiano de Tame. Su cuerpo lo dejaron tirado en la vía con un papel escrito a mano indicando que le mataron por ser presuntamente parte de la banda criminal venezolana.

Hasta ahora se desconocen detalles oficiales sobre de la identidad del hombre. Sin embargo, versiones entre los vecinos de la zona indican que se trataría de alias «Aron», de nacionalidad venezolana. Este supuestamente era uno de los dos integrantes del grupo de «El Enano», quienes habrían sido secuestrados cuando intentaban huir tras la captura de su lugarteniente, al que las FARC responsabiliza del asesinato de uno de sus líderes juveniles y le señala de ser miembro del Tren de Aragua.

El segundo caso también se dio en la localidad de Tame donde encontraron otro cadáver de un hombre con un mensaje similar.

Un tercer asesinato ocurrió este sábado en las cercanías del Fórum de los Libertadores y del tradicional Paso de las Canoas conocido como Murgas. En ese lugar asesinaron a alias «Maikel», quien de Barquisimeto, según reseñó la prensa de la zona.

Un miliciano que llegó al lugar donde alias «Maikel» se encontraba le disparó y luego huyó hacia la población venezolana de El Amparo.

La noche de este viernes también detonó un artefacto explosivo frente a la barriada 20 de julio en Arauquita.

El ataque fue frente al terminal de Arauquita y en una zona donde normalmente se ubican los vendedores de gasolina, lo que se presume que fue una advertencia para quienes desarrollan esa actividad ilegal en la zona.

Asimismo, el Frente Décimo de las FARC impuso un toque de queda en las aguas del binacional río Arauca. El grupo disidente de la guerrilla anunció que empezaría un plan de «limpieza social» de todo aquel que pudiera estar involucrado en hechos delictivos.

El Nacional

Deja un comentario