Dr. José Gregorio Figueroa: Gasto o Inversión Social

Hablar de desarrollo sostenido, sin  realizar esfuerzos en el plano social, es sin duda un gran error en que se incurre frecuentemente en la gestión pública.

Es necesario para tal fin, atacar el fondo, la raíz, las causas, de los principales déficits, como por ejemplo, niveles de pobreza cercanos al 52%, alta tasa de deserción escolar,  elevados niveles de repitencia, insalubridad ,carencia de viviendas, entre otros, es sin duda urgente.

Ello requiere entender que la atención a la problemática social pasa por dejar de aplicar programas  cargados de muy buena intención pero que son netamente asistencialistas, pensar mas allá del corto plano, la direccionalidad de la inversión social es mejorar y ampliar el capital social del país, en relanzar sus instituciones, en mejorar los indicadores socio-económicos, en crear espacios organizacionales eficientes que rompan las barreras burocráticas, que permitan gerenciar los presupuestos públicos, es sin duda un reto que no puede seguir esperando.

Invertir en educación, en salud, en alimentación, es una palanca importante para superar la pobreza y la exclusión.

Revalorizar el capital humano y el capital social es prioritario. Rediseñar las diversas estructuras organizacionales que nos puedan permitir integrar en forma coherente los diversos planes sociales,  que dirijan tanto el gobierno nacional como regional y municipal, de manera de rendir, de optimizar los esfuerzos organizacionales para llegar a un nivel de gerencia social coherente y sobre todo eficiente.

No existe un manual único, ni recetas mágicas, se requiere de políticas sociales en esta dirección, amplias, sin demagogia ni populismo.

Es cierto que no es tarea fácil, existen complejidades sobre toda en la visión que se tiene del país, pero es el reto.

Debemos preguntarnos: ¿como medir el impacto de la inversión  social–?, ¿Cómo evaluar sus resultados?, ¿como interpretar los indicadores?, ¿son procesos transparentes y bien organizados

Responder a todas estas interrogantes, pasa por entender la importancia de un buen diseño organizacional, activas y dinámicas generadoras de retroalimentación, que nos de una visión integral de la problemática social y no interpretar por ejemplo, un problema de deserción escolar solo desde la óptica educativa.

Debemos recordar que los problemas sociales diversos originan que demanden acciones integrales.

Sin duda que todas estas reflexiones demandan la recuperación de los espacios mas descentralizados, acercarnos a los desasistidos, reducir trámites burocráticos  y demandar mejoras en la comunicación,  de las acciones que se han de practicar que faciliten la toma de decisiones. Podemos aceptar que se vienen realizando esfuerzos en ese sentido, que no son eficientes, puesto que persisten viejas prácticas organizacionales, gerenciar la inversión social, sin odios ni resentimientos, requerimos de unión no solo de voluntades, ni de esfuerzos sino de capacidades gerenciales, de inversión sostenida, dirigidas al fondo de los problemas.

¡Es lo justo!

SOLO CABE EL PROGRESO, CUANDO SE PIENSA EN GRANDE, Y SOLO SE PUEDE AVANZAR CUANDO SE MIRA LEJOS”

                                                                                     JOSÉ ORTEGA Y GASSET.

 

DR. JOSÉ GREGORIO FIGUEROA Z.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario